lunes, 2 de diciembre de 2013

Bar Restaurante Flor - Peguerinos (Ávila)

 ¿Plan perfecto?  Para nuestro equipo un plan perfecto está compuesto por un buen paseo con los perretes al aire libre, una deliciosa comida y una agradable compañía.  Si el paseo y la comida son como los de esta excursión a Peguerinos, podríamos decir que el plan es imbatible.
Para los que no conozcáis Peguerinos os podemos contar que se encuentra en la Provincia de Ávila a un tiro de piedra del Escorial. Desde Peguerinos hay unas impresionantes vistas de la Sierra de Guadarrama.  Rutas a punta pala, preciosos paseos por bosque, riachuelos, praderas, también se puede practicar escalada... y lo mejor es que es un excelente sitio para coger setas.  Nuestro equipo encontró algunos boletus, eso sí, previo pago de la cuota correspondiente para dicha actividad en esta zona. 
Nuestras Gastromaniacas de la zona, Gema y Laura, nos prometieron una opípara comida tras el largo paseo en el Bar Restaurante Hostal "La Flor", un pequeño restaurante que hay en el núcleo urbano de Peguerinos de cocina casera de la buena.  Este local, pequeño en tamaño y grande en calidad, está regentado por Magdalena y su hija Eli. Un admirable y entrañable equipo que con sus cuatro manos trabajan en la cocina y atienden tanto en la barra como en la sala ofreciendo una deliciosa experiencia gastronómica. Magdalena es la cocinera y con sus 80 y pico años sigue al frente de los fogones. Resulta sorprendente el nivel de trabajo que lleva esta súper-mujer a su edad, pero sobre todo el espíritu jovial y la increíble mano que tiene en la cocina.  Eli hace las veces de cocinera también, pero sobre todo es la responsable de la barra y la sala esbozando siempre con una sonrisa y atendiendo con paciencia bendita las exigencias de los hambrientos y sedientos clientes.
Detrás de la barra vislumbramos una puerta con una cartelito en el que podemos leer "cocina".  Da la sensación de que estamos en casa de nuestra abuela. En la barra se pueden probar algunos de sus grandes éxitos: Tortilla de patatas con pimientos verdes fritos, patatas revolconas con torreznos y ensaladilla rusa
El comedor es de un tamaño relativamente pequeño y está adornado por una acogedora chimenea. En cualquier caso consideramos que su tamaño es adecuado para que puedan abarcar con todo.  Justo después de nuestra visita sabemos que han realizado algunas reformas por lo que ahora seguramente esté todo mejor todavía. 

Nuestro equipo disfrutó de las delicias de los siguientes platos.:
Ensalada de pimientos y atún para chuparse los dedos.

Sabrosísimo pisto.

Un plato de fabada para tocarse la pantorrilla.

Rey de reyes... Pierna de cordero con patatas.  ¡Excelente! Nada que envidiar a muchos afamados asadores.

Para endulzar este menú de Reyes un buen queso con membrillo ¿What else?
El trato y el local es íntimo y personal por lo que la sensación es siempre la de familiaridad. En la cocina de "La Flor" se respira tradición y buen hacer. Magdalena se se mueve por la sala como pez en el agua, sale de su pequeña cocina para hablar con los comensales.  Eli cuida y atiende con alegría a todos.  Una pequeña joya de la cocina casera a la que esperamos volver muy pronto para seguir degustando nuevo platos. Posdata: no pudimos resistirnos y nos vimos arrastradas a ir al día siguiente a tomar un delicioso aperitivo.
Desde aqui agradecer a Gema y Laura por la invitación a este rinconcito de Peguerinos.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

CENA clandestina NAVIDEÑA SUECA en GASTROMANIAC

Foto 
Tenemos el placer de anunciar nuestra primera cena clandestina dedicada a la gastronomía navideña sueca.  El próximo jueves 12 de diciembre a las 20.00h, os convocamos para una cena única, una cena auténticamente sueca. Para nosotros los suecos el día de Santa Lucía (13 de diciembre) es un fecha muy especial y señala el comienzo de las celebraciones navideñas. Santa Lucía se celebra comiendo lussekatter, pepparkakor (galletas de jengibre) y glögg (vino dulce caliente). No hay empresa ni colegio donde falte el desfile del famoso coro de Santa Lucía compuesto por un grupo de chicas y chicos que cantan villancicos suecos vestidos con túnicas blancas y velas en la cabeza.  Lucía simboliza en definitva la llegada de la luz en el frío y oscuro invierno sueco.

 
Pero vamos a la comida... El protagonista indiscutible de la navidad sueca es sin duda el Julbord (bufé de navidad sueco). Habréis oído hablar del famoso smörgåsbord sueco, pues bien, el Julbord es su equivalente navideño y probablemente uno de los punto álgidos del año gastronómico en Suecia. La mesa del bufé se decora con mucho mimo y la variedad de platos resulta embriagadora.  Albóndigas, salmón marinado, pan casero, jamón cocido de navidad... El equipo de Gastromanic bajo la dirección de Rocio Persson, "una sueca que no se hace la sueca" preparará este delicioso bufé.  Os esperamos en la cocina privada de GASTROMANIAC. Sin más dilación damos paso al menú GASTRO-NAVIDEÑO SUECO para nuestra primera cena clandestina dedicada a la gastronomía sueca:

20.00h
Aperitivo de bienvenida:
Pepparkakor (galletas de jengibre) y glögg (vino dulce caliente)

Bufé
Julskinka - Jamón cocido navideño
Leverpastej - Paté
Sillsalad - Ensalada de Arenques, manzana y remolacha
Löksill - Arenques encurtidos en vinagre dulce
Köttbullar & lingon - Albóndigas estilo sueco & mermelada de arándanos
Prinskorvar - Salchichas suecas
Inlagd gurka - Pepinillos en vinagre suecos
Gravlax - Salmón marinado con salsa de mostaza y eneldo
Janssons Frestelser "Las tentaciones del señor Jansson" - Gratén de papatas, anchoas dulces y nata
Egg och kaviar - Huevos y caviar
Plato de quesos suecos
Cesta de panes caseros suecos
Mantequilla salada

Postre
Ris a la malta - "Arroz con leche" a la suec
Lussekatter - Bollitos de azafrán

Bebida
Cerveza, agua y aguardiente sueco

Reserva tu plaza AQUÍ
Escríbenos para recibir más información a gastromaniac@gmail.com

viernes, 22 de noviembre de 2013

RECETA DE ARROZ PARA SUSHI

Volvemos al ataque con una serie de videos tutoriales para acercar el mundo del sushi y la cocina japonesa a todos nuestros seguidores :-)  Para esta serie de tutoriales hemos utilizado nuestra última adquisición, la cámara Canon Legria Mini. Se trata de un pequeña y practiquísima cámara de video con pantalla LCD táctil de angulo variable que facilita la grabación de los videos puesto que en todo momento puedes ver cómo está quedando. Ofrece cambios en el campo de visión, esto quiere decir que puede hacer una grabación normal o captar una escena completa gracias a su objetivo ultra angular. Me encanta la opción de grabación en cámara lenta y rápida. Con ella también podemos hacer fotofrafías, tiene wifi incorporado y un pequeño y muy útil soporte incorporado. Estoy encantada porque para grabar nuestros tutoriales esta cámara es perfecta :-) Pinchando aquí podéis encontrar más información sobre esta joyita.

Como os explicamos en el video vamos a empezar por lo básico, la preparación del arroz para sushi. La palabra sushi significa arroz avinagrado, es decir, si de la presente receta eliminamos la parte del vinagre, el resultado sería arroz cocido tal y como se preparar en Japón. IMPORTANTE: Utilizar arroz de la variedad japónica.  No vale utilizar cualquier arroz, el resultado no sería en absoluto el mismo.  Además, ya que nos ponemos, nos ponemos y lo hacemos bien ¿no?

El secreto del buen sushi reside en un excelente arroz y su condimentación (vinagre, sal y azúcar)... Hay un sinfin de variedades en Japón y cada una de ellas se trata diferente. Para el sushi hay opiniones para todos los gustos, desde que el mejor arroz se hace en arrocera eléctrica, pasando porque lo mejor es prepararlo con fuego, terminando porque cocerlo a presión da mejor resultado. Mucha gente piensa que el pescado es lo más importante, y es importante, pero eso se da por supuesto en un buen restaurante. En cambio cocer bien el arroz es probablemente una de las partes más importantes para los japoneses. No nos enrollamos más, os dejamos con el video que os hemos preparado.  ¡Luces, camara, acción!

Cursos de sushi con GASTROMANIAC

martes, 22 de octubre de 2013

RECETA MISO RAMEN

 El ramen es uno de mis grandes preferidos dentro la gastronomía japonesa.  Es más, me enamoré del ramen la primera vez que pisé Japón y debido a mi escaso presupuesto disfruté de comer muchísimo más ramen que sushi, os lo aseguro.  

¿Qué es el ramen?  Consiste en una sopa, fideos largos (noodles o men) y el topping o acompañamiento. Seguro que os acaba sonando si os digo que en su menos atractiva versión los venden en paquetitos y solamente hay que calentar agua, mezclar el concentrado en polvo y añadir los fideos secos... vamos, un sopinstant. El ramen tiene su origen en china, pero como en muchos de lo platos de la gastronomía japonesa, Japón ha transformado este aparentemente sencillo plato convirtiéndolo en un plato de culto.  El ramen empieza su "carrera gastronómica" en Japón tras la segunda guerra mundial y a día de hoy es uno de los platos más populares del país.  No es de extrañar, personalmente me parece que es un plato increiblmente delicioso y que además y además barato ¿qué más queremos?
 Men (麺) - Noodles - fideos
Los fideos para ramen están compuestos por harina de trigo, agua, sal y Kansui (carbonato de potasio).  Hay cocineros que sustituyen el kansui por el huevo que es lo que le aporta el tono amarillo. Hay una infinidad de variedades de fideos,: rizados, finitos, gruesos...  pero en lo que normalmente se diferencian un plato de ramen de otro es en la sopa. 
 Hay cuatro variedades de sopa de ramen:
Shōyu (醤油) Sopa con base de soja. La más tradicional de todas.  Se suele mezclar un caldo de pollo con un tare (salsa espesa a base de soja).
Shio (塩) Se trata de una sopa más ligera en la que la base del sabor es la sal.  Suele ser una sopa más transparente y es especialmente popular en Hokkaido. Aquí el topping del chashu (cerdo cocido o a la parrilla) se sustituye muchas veces por albóndigas de pollo.
Tonkotsu (豚骨) Sopa con una base de caldo de huesos de cerdo. Esta sopa es la que más adeptos tiene y una de las más contundentes.  Se trata de una sopa con mucho cuerpo y con bastante grasa.  La receta de esta sopa es la que más secretos guarda y la más laboriosa.  Los huesos de cuecen durante 12h aprox hasta que se consigue la densidad y cremosidad adecuada.
Miso (味噌) Como su propio nombre indica la base de la sopa de este ramen lleva pasta de miso. El miso es el protagonista, pero siempre va mezclado con caldo de ave o cerdo. Es muy habitual que en este tipo de ramen se incluya algún toque picante.  Aquí se juega siempre con diferentes tipos de miso para darle color o potencia al sabor.
Gu () - Topping - Acompañamiento
Hay una innumerable lista de toppings pero los más comunes son probablemente aji tsuke tamago huevo cocido y marinado, menma encurtido de tronco de bambú, alga nori, chashu carne de cerdo cocido, negi cebollino/cebolleta, naruto un tipo de kamaboko o pasta de pescado y espinacas hervidas. En los ramen-ya (restaurantes de ramen) es muy habitual acompañar este plato con unas deliciosas empanadillas japonesas gyoza ;-) 
Cada región de Japón tiene su propio ramen especial: 
En Tokyo se utiliza el fideo rizado y la base del caldo suele llevar dashi y los toppings o acompañamientos son los que os hemos citado anteriormente. 
En Sapporo (Hokkaido) es tradicional el miso ramen puesto que se creó allí y es un plato perfecto para los fríos días de invierno.  Los toppings suelen ser maiz, ajo, cerdo e incluso algún pescado local como el cangrejo o la vieira. 
En Yokohama el ramen se conoce como Lekei y se utilizan fideos gruesos con un caldo a base de soja pero muy parecido al del tonkotsu. De hecho en Yokohama hay un "raumen museum".  Se trata de un edificio de varias plantas con única y exclusivamente establecimientos dedicados al ramen. Una locura.
En Hakata (Fukuoka, Kyushu) es famoso el tonkotsu ramen. Caldo lechoso y consistente de los huesos de cerdo cocidos con unos fideos mas bien finos.  Se acompañan de ajo, benishoga (gengibre encurtido). Esta es una de las variantes de ramen más popoulares.
Kikata (Honshu) es famoso el ramen con un caldo base de cerdo y niboshi (sardinitas secas).  Kikata tiene el mayor número de establecimientos de ramen per capita de Japón.
Hay revistas especializadas en locales de ramen de todo Japón y muchísimos blogs también.  Hay una pasión y locura especial por el ramen en Japón. La cultura del ramen es realmente un capítulo a parte en la gastronomía nipona. Mucho locales de ramen tienen a gente haciendo cola.  Entra, compra el ticket del ramen que quiere tomar en la maquinita expendedora que hay en la entrada, se sienta, come y se marcha.  No son locales donde la gente se quede de cháchara, es más, en muchos de ellos no sirven más que agua y a veces cerveza, por lo que no da pie a sobremesa .  Pero si os queréis hacer a una idea de lo sumamente importante que es este plato en Japón y todo lo que hay detrás de lo que aparentemente es un bol de sopa con fiedeos no os perdáis la película de Tampopo. Aquí tenéis una escena en la que el ramen master explica cómo se debe comer... Todo un ritual ;-)

También tenéis otra película llamada Ramen Girl con la falecida actriz Brittany Murphy

Podría seguir hablando del ramen sin parar pero creo que ya va siendo hora de que os presentemos la receta ¿no? ;-)

RECETA Miso Ramen
Esta receta (de nuestro querido runnyrunny999 en youtube aunque con alguna variación) es muy sencilla y por eso nos ha parecido una buena idea como "ritual de iniciación".  Iremos subiendo más recetas, pero ya algo más complicadas por lo que poc a poc. Primero queremos que os enganchéis al ramen y una vez que os tengamos atrapados querréis más y más.
Ingredientes para 2 personas
Para la sopa ...
800 ml de caldo de pollo
10 gr de ajo picado o prensado
10gr de jengibre rallado
 2 cucharadas soperas de miso (blanco)
2 cucharadas soperas de semillas de sésamo blanco tostado
1 cucharadita de soja
2 cucharaditas de acite de guindilla ( en tiendas de productos asiáticos tipo Tokyo-Ya o Iberochina)
2 cucharaditas de azúcar
2 paquetes de fideos ramen

El topping...
Cebolleta (parte blanca y verde) cortada en rodajitas / Cebillino picado
Espinacas
Algas nori
2 huevos
Carne picada de cerdo (un puñado y medio)
Aceite de sésamo

El caldo...
En un cazo calentamos el caldo de pollo con el jengibre rallado y el ajo. Cuando empiece a hervir apagamos.  En un colador metemos el miso y lo remojamos en el clado y con ayuda de unos palillos de cocina o una cuchara vamos deshaciendo el mismo y así evitando los posibles grumos.  Tapamos y reservamos.
 La pasta de sésamo...
En un mortero majamos las semillas de sésamo convirtiéndolas en una pasta. Añadimos el aceite de guindilla, la soja y el azúcar. Removemos y repartimos la mitad de nuestra pasta de sésamo en un cuenco y la otra mitad en el otro.
 Los toppings...
La cebolleta o cebollino la cortamos muy finita.  Las espinacas las escaldamos 15-20 segundos las sacamos y prensando con la mano escurrimos el agua. 
Preparamos un bol con agua y hielos para los huevos. Calentar agua en un cazo y cuando rompa a hervir metemos dos huevos (a temperatura ambiente) y contamos 6 minutos. Los sacamos y los metemos en el agua helada.  Los dejamos reposar 20-30 minutos.  Una vez enfriados los cortamos por la mitad y la yema deberá estar un poco líquida.

En una sartén calientehacemos la carne picada salpimentada.  Cuando esté lista le añadimos 2-3 gotitas de aceite de sésamo. Cortamos el alga nori por la mitad y cada mitad por la mitad (4 trozos, dos para cada cuenco).
 Ponemos a calentar nuestra sopa.  Queremos que esté muy caliente pero no hirviendo. Ponemos a calentar dos cazos con agua hirviendo para uno de ellos para cada paquete de noodles. Cuando rompa a hervir el agua seguimos las instrucciones de nuestro pauqte de noodles. En mi caso eran dos minutos pero creo que para la próxima los dejaré menos tiempo porque luego se siguen cociendo en la sopa y no quiero que me queden muy pasados. Mientras que se hacen los noodles colamos la sopa en los cuencos para evitar los trozos de ajo y jengibre. Cuando estén listos los noodles escurrimos bien y los metemos en la sopa. Inmediatamente después colocamos nuestros toppings y servimos. 
 Se debe tomar muy caliente y sorbiendo a tope :-)  Es una manera de poder soportar el caldo caliente y por otro lado que no nos llenemos de sopa la cara y la ropa.  También ayuda a oxigenar el caldo en boca y así disfrutar mejor todo los sabores.

Esperamos que con este post os haya picado el gusanillo del ramen y que os animéis o bien a cocinarlo o bien a pedirlo en algún restaurante japonés.


lunes, 21 de octubre de 2013

Jureles en escabeche japonés- Aji no nanabanzuke

 Precisamente porque estamos en "fase jurel" queremos aprovechar para enlazar recetas variadas del mismo pescado.  En el post anterior os enseñamos cómo preparar unos crujientes y deliciosos snacks de raspas de jurel Aji no hone sembei.  Hoy aprovechamos los lomos de los jureles limpios que dejamos de la receta anterior para prepararlos en escabeche japonés.  Para sorpresa de muchos el nanbanzuke 南蛮漬け (encurtido de los bárbaros del sur) o escabeche llegó a Japón de mano de los mercaderes portugueses  (1500) a los que los japoneses llamaría nanban 南蛮 "bárbaros del sur".  Además de comerciar con armas fueron los incursores de platos como el tempura, la castella y también el escabeche.

Ingredientes 2-3 personas
3 juereles de tamaño medio
1 pimiento verde
2 zanahorias
1/2 cebolla
Fécula de patata
Aceite de girasol

Para el escabeche
360ml de dashi
80 ml mirin
80 soja ml
120 ml de vinagre de arroz
1 guindilla roja seca

1) Pedimos al pescadero que nos separe los jureles en lomos. Retiramos las espinas de cada lomo cuidadosamente, colocamos en un plato con la piel hacia arriba y salamos. Ponemos a calentar abundante aceite en una cacerola o wok.  Mientras tanto cortamos en rodajas muy finitas el pimiento y la cebolla.  Las zanahorias la pelamos y cortamos en tiras con ayuda del pelador.  El pimiento verde y la cebolla la colocamos en una tupper.
 2) Preparamos una rejilla con papel de cocina para escurrir los lomos una vez fritos. Enharinamos los lomos y agitamos para quitar el exceso de fécula. Cuando el aceite alcance los 170ºC los introducimos en el aceite y dejamos que se hagan.  No queremos que se hagan en exceso porue quedarían resecos.  Sacamos y dejamos escurrir.
3) Por otro lado preparamos el escabeche.  En un cazo calentamos el dashi, el mirin, la soja y el vinagre.  Cuando empiece a hervir apagamos y añadimos la guindilla roja fileteada y la zanahoria. Dejamos enfriar. 

4) Cuando tengamos el paso 2) y 3) a temperatura ambiente colocamos en el tupper o recipiente los lomos del jurel con la zanahoria y la guindilla. En nuestro caso hemos utilizado como recipiente una cacerola de barro japonesa. Por encima vertimos el escabeche y dejamos en la nevera de un día para otro.
 5) Al día siguiente para acompañar preparamos arroz cocido.

Así de sencillo es preparar pescado en escabche japonés.  Esperamos que os animéis porque no os dejará indiferentes. 

sábado, 19 de octubre de 2013

CRUJIENTE DE RASPA DE JUREL - 鯵 Aji no hone sembei

 Como ya hemos contado en múltiples ocasiones al igual que en España, en Japón se aprovecha absolutamente todo en la cocina. Me atrevería a decir que en Japón es incluso más extremo porque no dejan ni las raspas ;-)  Cosas aprentemente desechables como la piel del pollo, las puntas de las alitas del pollo, la piel del salmón, la raspa del jurel, la cabeza de la dorada... y así una larga lista hacen las auténticas delicias de la gastronomía nipona.  Llevamos una semana preparando el jurel (Aji ) tanto para sashimi como en escabeche japonés nanbanzuke.  En el caso del sashimi, si el jurel es fresco la raspa acaba formando parte de la decoración del plato, pero de esta manera acabaría en la basura dado que cruda no se consume.  Hoy os vamos a enseñar una receta que no puede ser más sencilla y a la vez deliciosa utilizando la raspa del jurel - Aji no hone sembei (literalmente crackers de espinas de jurel). Personalmente pienso que resulta sorprendentemente delicioso y una sorpresa para muchos comensales.  Mucho pensaréis que eso de comerse las espinas es una locura, pero el punto de este plato es precisamente lo crujiente y deliciosa que resulta la raspa frita y que precisamente es esta textura la que permite que nos la podamos comer.

Ingredientes para dos personas:
Aceite de girasol (abundante para freír)
Fécula de patata (en su defecto maicena)
Sal
2 jureles separados en lomos y manteniendo intacta la raspa unida a la cabeza (o sin cabeza)
Limón

Lo primero es pedir al pescadero que os separe los dos lomos de la espina central del jurel.  En Japón a esta técnica de corte se le llama sanmai oroshi, es decir corte de pescado en tres piezas (lomo + lomo + espina).  
 Con los lomos prepararemos Aji no nanbanzuke (jureles en escabche japonés) que os mostraremos en el siguiente post. Las raspas la limpiamos brevemente en agua fría y secamos con papel de cocina para eliminar el exceso de humedad.  Ponemos a calentar el aceite en una cacerola o wok. Preparamos una bandeja de rejilla con papel de cocina debajo para dejar escurrir más tarde las raspas fritas. A continuación salamos levemente las raspas y en una plato preparamos la fécula de patata. Si la raspa tiene la cabeza del jurel lo que se suele hacer es atravesar la raspa desde la cola hasta la cabeza con una brocheta para que quede doblada tal y como podéis ver en la siguiente foto.
Una vez que el aceite haya alcanzado los 170 ºC pasamos las raspas por la fécula de patata agitando bien para eliminar el exceso de fécula. Introducimos las raspas en el aceite y dejamos freír hasta que cojan un colorcito dorado tostado.
 Es importante que queden bien hechas puesto que si no se hacen del todo no estarán crujientes y por lo tanto habrán perdido toda la gracia. 

Sacamos las raspas tostaditas y colocamos en nuestra rejilla a escurrir. Servimos enseguida sobre una bandejita o plato acompañado por un trozo de limón.

¡Delicioso y original snack japonés!




viernes, 20 de septiembre de 2013

OYAKODON - Bol de arroz con pollo y huevo


El Oyakodon es un bol de arroz (donburi) cubierto por tiras de pollo y cebolla cocidas en una deliciosa salsa de soja, dashi, sake y mirin que se termina cuajando con huevo.  Así suena un poco raro, pero para que nos entendamos sería una especie de tortilla de pollo y huevo poco cuajada.  Oyako significa padre e hijo, metafóricamente el pollo y el huevo de la receta :) El Oyakodon es un plato que se sirve habitualmente en los restaurantes de soba aunque la verdad, a mi lo que me gusta es hacerlo en casa. 

Para preparar este plato es típico utlizar una oyakodon nabe como la que veis en la foto, pero si no tenéis (que es lo natural) utilizáis una pequeña sartén y una tapa (preferiblemente con agujero para que escape el vapor.

Ingredientes para 1 persona:

40 ml de dashi
1 cucharada sopera de soja
1/2 cucharada sopera de sake
1/2 cucharada sopera de mirin
1/2 cucharada sopera de azúcar
1/2 Cebolla cortada enrodajas
2 huevos
Unas hojas de mitsuba (perejil japonés) o Unas hojas de perejil español
1 contramuslo de pollo deshuesado y cortado en 5 tiras

Preparación:

Debemos tener listo arroz cocido (a ser posible japonés) en un bol. Cortamos el contramuslo en 5 tiras y la 1/2 cebolla en rodajas. En un cuenco batimos los huevos pero solamente un poco.
 En nuestra oyakodon nabe o sartén mezclamos sake, mirin, soja, dashi y azúcar y calentamos a fuego medio.  
Añadimos en seguida la cebolla y repartimos bien por la sartén tapamos y dejamos que hierva durante 2-3 minutos.
 Añadimos el pollo y tapamos de nuevo dejandolo unos 15-20 segundos.
 Destapamos y con ayuda de unos pallillos o unas pinzas le damos la vuelta al pollo para asegurarnos que se hace por todas partes.  
Tapamos de nuevo y dejamos que se termine de hacer el pollo (20-30 segundos). Destapamos y añadimos 2/3 del huevo batido y removemos un poco con los palillos. Tapamos 10 segundos. 
Añadimos el resto del huevo, tapamos la sartén y apagamos el fuego.  Dejamos tapado 10-15 segundos. Destapamos, añadimos el perejil y con ayuda de una espatula vertimos sobre nuestro cuenco de arroz caliente.
 ¡Itadakimasu!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails