lunes, 30 de enero de 2012

PIMIENTOS RELLENOS EN TEMPURA - ピーマンの肉詰め


En Japón tienen tapas.  Sí, sí, no es broma.  Los que han estado en Japón saben que el izakaya es lo más parecido a un bar de tapas.  Aunque no es exactamente igual en el fondo y la forma no se aleja mucho de lo nuestro.  Grupos de amigos o parejas que se reúnen en pequeños bares donde se toman una cerveza y degustan delicias en pequeños platos. El ambiente es informal y distendido, la cocina sencilla pero igualmente deliciosa.  El concepto de izakaya es una cocina más casera y menos rimbombante.  Un sitio para beber y disfrutar, entre risas y amigos.  En el post de hoy queremos compartir con vosotros una sencillísima receta de un izakaya llamado Horoyoi en Tokio y que por algo tiene mucha fama.  Se trata de unos pequeños pimientos verdes rellenos carne picada y luego pasados por tempura.  Algo tan sencillo y a la vez delicioso. Esperamos que os gusten

Ingredientes:
Pimientos verdes pequeños tipo Guernica
200 gr. De carne picada de cerdo
Sal
Pimienta
1 diente de ajo prensado
Mirin o sake
100 gr de Harina para tempura
Mentsuyu o Soja
Aceite de girasol


Para escurrir el aceite:
Una rejilla y papel de cocina

PREPARACIÓN:
Salpimentamos la carne picada levemente.  Añadimos la cucharada de mirin (o sake, en su defecto cualquier alcohol que tengamos a mano), el ajo prensado, tapamos y guardamos en la nevera.
Lavamos bien los pimientos, los cortamos por la mitad (longitudinalmente) y sacamos las semillas.
Ponemos a calentar el aceite de girasol e un cazo.  Sacamos la carne picada de la nevera y vamos rellenando las mitades de nuestros pimientos con ayuda de una cuchara.
Preparamos el tempura: 100gr. de harina y 1,6 dl de agua muy fría.

Cuando el aceite esté bien caliente (como para freír patatas) mojamos nuestros pimientos rellenos en el tempura y los freímos en el aceite.  Dejamos que se doren y retiramos.  Los dejamos escurrir en la rejilla con papel de cocina por debajo. ASí evitamos que la crujiente tempura se reblandezca.
En un platito o cuenquecito preparamos una salsita para mojar los pimientos que está compuesta por una cucharada de mentsuyu y otra de agua. Si no tenemos mentsuyu usamos soja y agua.

Presentamos los pimientos en una bandeja juntos con la salsa… ¡a disfrutar!
¡ITADAKIMASU!

miércoles, 25 de enero de 2012

HOT POT JAPONÉS - Chicken mizutaki HOT POT

 Hace unos meses os hablamos del Hot Pot chino del Restaurante Yue Lai . Tal y como os comentamos en aquel post el HOT POT es como una fondue,  la diferencia reside se cocinan las diferentes carnes, pescados y verduras en caldo o simple agua. A principios de año descubrimos un libro maravilloso especializado en HOT POTs japoneses (Tadashi Ono y Harris Salat) y ya nos hemos hecho adictos.   Los platos de HOT POT más conocidos del país nipón son el shabu-shabu y el sukiyaki.  Pero no todos se preparan de la misma manera, hay una impresionante variedad de HOT POTs en Japón y por eso le vamos a dedicar una sección especial a este plato que en época de invierno resulta imprescindible además de divertido y entretenido. Sentados en familia o con amigos alrededor de la mesa, juntos vamos preparando verduras, carnes, pescado en un delicioso caldo que poco a poco se va concentrando convirtiéndose en una deliciosa base para terminar cociendo un poco de arroz o de noodles. Es un plato sano, delicioso y divertido ¿Qué más se puede pedir?

¿Qué necesitamos?
•    Si lo queremos preparar en la mesa necesitamos una hornilla eléctrica portatil.
•    Una cacerola de culo ancho, no demasiado alta y con una tapa. Si queréis hacerlo de forma tradicional os compráis un cacerola de barro japonesa donabe
El primer HOT POT que os presentamos en este post es relativamente sencillo aunque necesitaremos comprar algunos productos japoneses por lo que habrá que dirigirse a una tienda especializada.  Ya sabéis que podéis adquirir muchos de los productos en la tienda de Tokio-Ya, en www.kodo.es, etc..

RECETA para 4 personas:

Caldo de pollo (debemos prepararlo unas horas antes o el día de antes)
Una carcasa de pollo, 6 alitas de pollo, 2 muslos, un poco de sal y agua hasta cubrir. Cocemos 1 1/2h.

Ingredientes:
2 trozos de Kombu
½ col
10 setas shiitake
250gr de espinacas
4 cebolletas variedad alargada (las que parecen calçots)
2 Zanahorias grandes
4 contramuslos de pollo deshuesados, sin piel y cortados en 6 trozos cada uno
1 bloque de tofu (del firme)

Para el dip
Yuzukosho (una pasta verde de lima japonesa con un poco de picante, la venden en tubo)
La parte verde de la cebolleta cortada en aritos.
Soja (japonesa)

PREPARACIÓN:

1) Ponemos a cocer agua en una cacerola.  Cuando rompa a hervir, blanqueamos los trozos de contramuslo en el agua 1 minuto para eliminar impurezas.  Escurrimos y colocamos en un plato.

2) Preparamos todas las verduras en una bandeja:
-Limpiamos las setas y les quitamos el pie.
-Pelamos las zanahorias y las cortamos en finas rodajas haciendo el corte en diagonal.
-Lavamos las espinacas y las colocamos en la bandeja. 
-Cortamos las col en trozos. 
-Cortamos la parte blanca de las cebolletas con un corte diagonal.
-Cortamos en tofu en cubos.
-Colocamos en la bandeja el Kombu.
3) En la mesa ponemos una cacerola de culo ancho sobre la hornilla. Traemos las verduras, el pollo y el caldo.

CONSTRUCCIÓN de nuestro HOT POT:
                                        Colocamos en la cacerola los dos trozos de kombu.
Sobre el kombu colocamos todo la col troceada que nos servirá de lecho para los demás ingredientes.  Ahora por montones y género iremos colocando lo demás, unas cosas al lado de las otras.  Todo menos las espinacas que dejaremos para el final.

Salamos un poco y añadimos el caldo, lo suficiente como para que llegue al borde de las verduras pero sin cubrir.  Encendemos la hornilla a fuego fuerte y tapamos. 
Cuando empiece a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego lento 10 minutos. 
Levantamos la tapa y añadimos las espinacas, volvemos a tapar y dejamos que se hagan un par de minutos ¡listo!
DIP ESPECIAL para HOT POT:
Cada comensal deberá tener un cuenquito.  Ahí pondremos un poco de Yuzukosho, una cucharadita de soja y un poco de la parte verde de la cebolleta picada. El Yuzukosho le da un delicioso kick cítrico picante que es para morir de placer. Removemos y ya tenemos lista nuestro “dip”. Si no encontráis Yuzukosho añadís dos cucharaditas de soja y dos cucharaditas de vinagre de arroz.
 Destapamos la cacerola y bajamos aún más el fuego para que no hierva muy fuerte. Con ayuda de nuestro palillos empezamos la “pesca”.  Vamos sacando las deliciosas verduras y los tiernos trocitos de pollo, los mojamos en nuestro dip y pa dentro…. Mmmmm…. Impresionante.
SHIME o FINAL
Si nos terminamos toda la zarzuela de ingredientes, quedará un delicioso y concentrado caldo.  Esta es la parte a la que llaman shime (final).  Consiste en cocer arroz o noodles en el caldo para rematar la jugada.  Para este HOT POT en concreto recomiendan los fideos de la variedad somen, pero si no los encontráis cualquier paquete de noodles o arroz le irá de vicio. Volvéis a subir un poco el fuego y preparáis la pasta o arroz.  A estas alturas uno ya está pensando en cuál será el siguiente HOT POT ¡Menudo invento! 

Este plato no tiene desperdicio, esperamos que lo disfrutéis y que os hagáis de la secta del HOT POT como nosotros ;-)

viernes, 13 de enero de 2012

COCIDO MADRILEÑO en la TABERNA LA DANIELA

Para no romper con la buena racha seguimos con el mismo tema…. EL COCIDITO MADRILEÑO :-)  En esta ocasión os vamos a hablar de la “Taberna la señá Daniela”… Los que han visto mucha zarzuela saben perfectamente como darle el acento correcto al nombre de esta famosa taberna.

La “Taberna  de la Daniela” tiene varios locales en Madrid pero nuestra visita se ciñe exclusivamente al que tienen en la calle cuchilleros, 9, pegadito a la Pza. Mayor.
 La Daniela es uno de esos sitios que siempre está en la lista de los top ten de cocidos madrileños. Bien es cierto que hay opiniones enfrentadas en cuanto a a su cocido.  Siempre es aconsejable probar uno mismo para sacar conclusiones y a veces incluso es necesaria más de una visita para hacer una media tanto de calidad como de servicio. Hay sitios que tienen buenos y malos días… Por eso mismo nuestro equipo cuando valora un sitio lo hace desde su propia experiencia y a veces es bien diferente a la de otros, tanto para bien como para mal.

Lo que es indiscutible es que el local de  cuchilleros se encuentra en una zona inmejorable y con mucho sabor castizo.  Es una pena sin embargo que lo auténtico e histórico se incline demasiado hacia lo puramente turístico… véase las cuevas-mesones que hay justo al lado donde la calidad es regular o mala, y los precios son escandalosamente elevados. Pero eso es otro tema.  La Taberna La Daniela al menos mantiene unos precios más que razonables.  Comer un cocido completo cuesta en torno a 30-35 €.  Para muchos ya es mucho dinero por un cocido, pero amigos, los hay muchísimo más caros.
Decoración clásica de azulejos y madera.  Una barra a la izquierda nada más entrar para tomarse una caña y unos pinchos, tortilla, ensaladilla rusa, jamón y chacinería… Vamos lo de siempre.
Aquí no se puede venir improvisadamente, no os olvidéis de reservar. Una vez sentadas en nuestra mesa divisamos el gracioso detalle de las servilletas a modo de babero.  Muy original y práctico porque con el cocido no sería la primera vez que salimos que parece que llevamos el traje de luces.

Primer vuelco:
Al igual que en La Cruz Blanca, el cocido de la La Daniela se sirve en dos vuelcos.  Primero la sopa en su gran sopera que cuidadosamente nos dejan en la mesa para repetir y “repetar”.  Personalmente creo que si no está lo suficientemente caliente prefiero que no me la dejen porque a la que repito ya está un poco fría.  La sopa estaba francamente buena, quizás algo más potente que la de la Cruz Blanca de Vallecas.  Para nuestro gusto estaba a la altura de lo esperado.

El pan estaba muy bueno y se agradece porque en este país tan panero es habitual el descuidar precisamente una de las cosas que más consumimos.
Segundo vuelco:
Aquí también nos dejan en la mesa la salsa de tomate para acompañar el segundo vuelco. Aquí en la Daniela además de las verduras y los garbanzos nos ofrecen las famosas pelotas (bolas de carne picada con pan y que se cuecen en el cocido).  Las Pelotas no tuvieron mucho éxito por estar algo insulsas.  Por lo demás tanto las carnes como las verduras y garbanzos estaba todo correcto. 
Para el que no quiera cocido que pida besugo que es otra de las especialidades de la casa. Por cierto nos hemos enterado que preparan cocido para llevar.

Puntuación cocido de la TABERNA LA DANIELA: 8,72

Sopa: 8,9
Carnes: 8,5
Verduras y garbanzos: 8,5
Servicio: 9

Dirección: Cuchilleros, 9
Metro / Zona: Sol / Plaza Mayor
Teléfono: 913662018
Horario: De 12:00 a 16:30 y de 20:00 a 24:00 h. Viernes y sábados hasta la 1:00 h.
Cierra: No cierra

miércoles, 11 de enero de 2012

COCIDO en La Cruz Blanca de Vallecas


 Hay pocas cosas como comer un buen cocido en buena compañía.  Con los años y la madurez he llegado a entender y apreciar qué es lo que la gente ve en el cocido. Y es que es un plato que más que un plato es un festival.  Es la esencia del comfort food español… Un plato que son en realidad tres platos… Incluye todo aquello que podemos necesitar, verduras, carne, legumbres…  Hasta los japoneses se enganchan a este plato.  De hecho cada vez que voy a Japón de visita me llevo todos los productos para preparárselo a mi familia japonesa que me lo pide expresamente cada vez que voy.

Hay muchas discusiones en torno al cuál es el mejor cocido de Madrid.  Yo diría que el mejor es el de mi madre ;-)  En cualquier caso hemos decidido que vamos iniciar una nueva sección dedicada a este suculento plato que a muchos nos pierde y más en temporada infernal… perdón, invernal. Aunque os digo una cosa, yo soy de las que come cocido hasta en agosto.

Tras documentarnos debidamente hemos preparado un listado de los más famosos cocidos de la capital, aquellos que han logrado hacerse hueco en los corazones de los madrileños. Poco a poco iremos visitando todos y cada uno de ellos y os pondremos los dientes largos.  Vamos a empezar por uno que nos ha llamado la atención por no ser aparentemente ninguno de locales más sonados, pero que sin embargo ha recibido el premio al “mejor cocido de España”  de manos del “Club de amigos del Cocido”. Se trata del Bar-Restaurante La Cruz Blanca de Vallecas que desde el 2008 se ha alzado como uno de los mejores templos del cocido madrileño. 


Somos de la opinión que resulta muy difícil dar el título del “mejor cocido” a un restaurante, porque como ocurre con la tortilla cada uno tiene sus preferencias… que si la sopa debe llevar poca grasa… que si no importa que el fideo esté algo pasado, que si los garbanzos deben estar muy mantecosos… que si en dos vuelcos o en tres…  ¡Para gustos los colores!

Comencemos…
 El local no se distingue mucho de cualquier otro local de la misma cadena de la Cruz Blanca, es decir, decoración castiza de azulejos pero “pretendiendo ser antigua”. El exterior llama especialmente la atención por su fachada de azulejos. El comedor clásico, no cuenta con pocas mesas, todas bien puestas y con las servilletas de tela de toda la vida. 
 El recibimiento es inmejorable.  De verdad… ¡aquí son muy amables!

Empezamos por unas croquetas de cocido y unos calamares que son la especialidad de la casa.  Muy ricos.

 Como somos de buen comer y la sopa aún no está lista (también somos algo tempraneros) nos pedimos una ración de gambas a la plancha.

Antes de traer la sopa nos traen un plato con cebolleta y guindillas. Un clásico para acompañar la sopa y que cada vez se ve menos. 

Primer vuelco. Ya nos traen el cocido, aquí en la Cruz Blanca en dos vuelcos.  La sopa nos la sirven y nos preguntan si la queremos con mucho o poco fideo.  Tras servirnos se llevan la sopera.  Para muchos este detalle será un punto negativo, para nosotros no, es preferible que se la lleven para que cuando uno quiera repetir llegue de nuevo caliente a la mesa. Nos la terminamos con mucho gusto.  A nuestro parecer en su punto, sin demasiada grasa y los clásicos fideos cabellinos hechos pero no pasados.Nos traen de nuevo la sopa y repetimos. 

Segundo vuelco.  Llegan las legumbres, verduras y carnes. La col nos la sirven rehogada y con pimentón, deliciosa.

Que no falte la salsa de tomate, ajo y cominos para acompañar.

Tras una opípara comilona y como es habitual en el caso del cocido no nos pudimos terminar todo… detalle de la casa, ¡las sobras te las envasan al vacío! Se agradece :-)

Puntuación cocido de La Cruz Blanca: 8,75

Sopa: 8,5
Carnes: 8,5
Verduras y garbanzos: 8,5
Servicio: 9,5

La Cruz Blanca bien merece una visita de aquellos que sean unos disfrutones del cocido.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails