martes, 23 de agosto de 2011

TORTILLITAS DE BACALAO / CAMARONES

Tras pasar parte del verano en Cádiz nuestro equipo no hace más que pensar en la deliciosa cocina del sur. Las tortillitas de camarones es uno de esos platos que cautiva por su sabor con deje a pescado y resulta insuperable por su textura crocante.  Es de esos platos que una vez que le has hincado el diente piensas “yo quiero aprender a cocinar esto”.  En este post lo que queremos es mostraros una variante, tortillitas de bacalao.  ¡Sí bacalao! Es exactamente igual salvo porque hemos sustituido los camarones por bacalao. ¿por qué?  Por el simple hecho de que encontrar camarones a veces resulta misión imposible.  Bueno… ¿Empezamos?

Ingredientes:
1/2 vaso de harina de garbanzos
1 vaso de harina de trigo
1 vaso de bacalao desalado y cortado en trocitos
3 cucharadas soperas de perejil picado
1 yema de huevo
¾ de cebolla picada
1 diente de ajo picado
11/2 vasos de agua

La harina de garbanzos no se encuentra en todos los supermercados… si os atrevéis la podéis hacer vosotros mismos :-)  Trituráis garbanzos secos en una vaso-batidora o en la thermomix hasta convertirla en harina.  Para asegurarnos de que no dejamos “tropezones” la pasamos por un colador.
 Preparación:

En un bol mezclamos la harina de garbanzos con la de trigo.  Añadimos el agua y removemos hasta que se haya convertido en una pasta (ni líquida ni espesa).  A continuación vamos añadiendo el resto de los ingredientes, el bacalao, la cebolla picada, el ajo, el perejil y la yema de huevo. 
Removemos todo bien y probamos de sal. Si nos parece que el bacalao con aporta mucha fuerza añadimos un pelin de sal.

En una sartén o “perol” ponemos a calentar abundante aceite de oliva. Cuando el aceite haya alcanzado la temperatura deseada (como para freír patatas) con ayuda de un cucharón añadimos un poco de masa al aceite extendiéndola un poco a lo largo.  Dependiendo del tamaño de la sartén podremos hacer 3 o 4 tortillitas a la vez, pero con cuidado de que el aceite no se nos enfríe. 
Cuando las veamos doraditas las volteamos para que se hagan unos segundos más y las sacamos.  Dejamos escurrir el aceite en un poco de papel de cocina y las colocamos en una fuente. 
 Este plato, al igual que el tempura japonés, es conveniente comerlo recién echo para que aún conserve un poco de temperatura y la textura perdure crujiente. Imprescindible probarlas con camarones, pero si no los encontráis con bacalao están pa chuparse los dedos.


2 comentarios:

Txema dijo...

Yo encontré camarones el el Alcampo. Echad un ojo.

Gastromaniac dijo...

Gracias Txema! La cuestión es que últimamente intentamos ir más al Mercado y menos a los supermercados. Pero al menos sé que los puedo comprar congelados :-) Gracias!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails