viernes, 25 de febrero de 2011

TONKATSU 豚カツ - CHULETAS DE CERDO EMPANADAS

Resulta curioso el éxito del sushi y el poco interés que se muestra a veces por el resto de la cocina japonesa. Como bien sabéis GASTROMANIAC ama el sushi, pero nos vuelve el coco-loco toda la cocina japonesa. Cuando la gente nos pregunta:
-¿Cuál es el mejor restaurante de cocina japonesa de Madrid?
En realidad están preguntando…
- ¿Dónde se come el mejor sushi?
Es difícil decir cuál es el mejor porque depende del plato del que estemos hablando. Por ello y con el fin de ir ampliando poco a poco vuestras fronteras niponas, en el post de hoy os proponemos una receta japonesa bien sencilla y deliciosa, Tonkatsu 豚カツ.

A simple vista parece un simple chuleta de cerdo empanada… y lo es, pero con el toque maestro que le aportan los mimos de la cocina japonesa. Para que entendamos un poco mejor la cocina japonesa debemos tener en cuenta que hay platos, como es el caso del tonkatsu, que en su origen son extranjeros. A este tipo de comida se la denomina yōshoku que significa cocina occidental. Durante 1853 Japón terminó el periodo de “encierro” (Sakoku) en el que no tuvo ningún contacto con países ni personas extranjeras y abrió sus puertas a las influencias occidentales. En este preciso momento la cocina tradicional japonesa comenzó a incorporar algunos platos occidentales que poco a poco fueron adaptando a los gustos japoneses.

El tonkatsu se popularizó a finales del siglo XIX y el nombre procede de kastu-retsu, en inglés “cutlet” (chuleta). Más tarde se le llamó Katsu y finalmente Tonkatsu.

¿Qué tiene de especial? Es un plato que bien preparado queda tierno por dentro y maravillosamente crujiente por fuera. El pan rallado japonés Panko utilizado para este plato es diferente al nuestro. Se trata de un pan rallado en partículas más grandes y finitas lo que le aporta una costra perfecta. Depende de la zona de Japón, pero por lo general este plato se suele servir con una salsa muy parecida a la Worcestershire que se llama tonkatsu sōsu e incluso con karashi (mostaza japonesa). Para acompañar una rodaja de limón y unas hojas de col cortadas en juliana. Un detalle que no debemos olvidar es cortarlo en tiras para poder comerlo con palillos ;-)


Para 4 personas

4 chuletas medianas de cerdo sin hueso
2 huevo
Harina
Panko (pan rallado japonés)
1/2 col
Aceite de girasol
Sal
Pimienta
Salsa para tonkatsu (Bulldog) / Salsa de soja
Limón cortado

Preparación:
Ponemos a calentar abundante aceite de girasol en una sartén profunda. Cortamos la 1/2 col en juliana y lo colocamos en el plato o fuente que vayamos a utilizar. Para asegurarnos que durante la fritura no se nos abarquillan las chuletas debemos realizarle unos cortes a la grasa de la carne.
Para ablandar la carne le daremos unos golpes con un rodillo. Salpimentamos las chuletas y reservamos.
Cogemos tres platos hondos y preparamos en uno la harina, en otro el huevo batido y en el último el panko (pan rallado).
La temperatura del aceite es muy importante para la exitosa consecución de este plato. ¿Cómo podemos saber si ha alcanzado la temperatura correcta? Echamos un poco de pan rallado en el aceite. Si tiene la temperatura adecuada el pan rallado se hundirá hasta la mitad y subirá a la superficie poco después (160 ºC- 170ºC). Esto sería una temperatura media, que es precisamente lo que estamos buscando. No nos conviene que esté extremadamente caliente puesto que el pan rallado se tostaría muy rápido y la carne nos quedaría cruda.

Enharinamos las chuletas por ambos lados, las mojamos en el huevo y por último las pasamos por el pan rallado.
Las metemos en el aceite y dejamos que se hagan 3 minutos aproximadamente por un lado y otros 3 minutos por el otro.

Las sacamos y dejamos que escurran el aceite en un poco de papel unos segundos.
Las cortamos en tiras y presentamos en nuestra fuente. Por encima le echamos la salsa especial (yo compro la marca Bull-dog) para el tonkatsu y a la mesa.
También podemos servirlo con tres cuencos de salsa: especial tonkatsu, sal+unos trozos de limón, salsa de soja, mostaza karashi.

Si queréis completar este plato os recomendamos un cuenco de arroz.

Para comprar productos japoneses os recomendamos Tokio-Ya

Tokio-Ya
+34 915 792 311
Avenida del Presidente Carmona 9

¡Buen provecho!

jueves, 24 de febrero de 2011

CORDERO AL VINAGRE - El comienzo de GASTROMANIAC

¿Cómo llega a uno a convertirse en un GASTROMANIACo? Es difícil de definir, llega poco a poco, casi sin darte cuenta te encuentras atrapada entre revistas de cocina, libros, programas de televisión y lo único en lo que puedes pensar es cuál va a ser el siguiente plato que vas a preparar. Tu vida gira en torno a la cocina, la comida, las recetas, los restaurantes… De repente echas la vista atrás y entonces descubres que es algo que llevabas guardado dentro desde hace tiempo pero no te habías atrevido a reconocer… Hay que salir del armario... Sí, Yo soy una GASTROMANIACa… ¿y qué?

¿Qué tiene todo esto que ver con la receta que os proponemos hoy? Pues más de lo que os imagináis. Esta receta marca el comienzo de esta loca pasión GASTROMANIACa, y fue tras verla en el programa de Arguiñano que me di cuenta de lo mucho que amo la cocina.

Ingredientes:

2 piernas de cordero lechal
5 dientes de ajo
2 cucharadas soperas de vinagre
1 vaso de caldo de carne
1/3 de un vaso de agua
Aceite de oliva
Sal
Pimienta

Preparación:

Precalentamos el horno a 160 ºC.

Salpimentamos las piernas y las disponemos en una fuente de barro (a ser posible). Laminamos los ajos y los distribuimos por encima de las dos piernas.
En un una jarrita mezclamos el vinagre, el agua y el caldo. Regamos con un poco por encima de las piernas, el resto lo reservamos para ir regando por encima a medida que se vayan haciendo las piernas. Por último y antes de meter en el horno un chorrito de aceite de oliva.
Metemos la fuente en el horno y dejaremos 1 hora y 10 minutos aproximadamente. Durante este tiempo iremos regando (unas 6-7 veces) con el caldo sobrante y el propio jugo que se vaya acumulando en el fondo de la fuente.

Para acompañar unas patatas panaderas y a volar.

El día que preparamos esta receta tuvo un gran éxito y esperamos que a vosotros también os guste :-)








miércoles, 23 de febrero de 2011

ENSALADA DE CAQUI, RUCULA Y JAMÓN SERRANO - DEDICADA A LOS UCHIYAMA

Descubrí los caquis viviendo en Japón. Mi familia (porque así les considero aunque no estemos emparentados), los Uchiyama, tienen una preciosa casa de estilo tradicional a las afueras de Tokio, concretamente a 20 minutos en shinkansen (tren rápido), en la prefectura de Kanagawa. En su precioso jardín, además de tener una excepcional colección de bonsáis que el abuelo cuida con mucho mimo también esconde un mini estanque, bambú, árboles de caquis y una pequeña huerta. En definitiva, un lujo asiático, ¡nunca mejor dicho! Una de las primeras cosas que aprendí, bajo la supervisión del abuelo, fue a tallar y lijar mis propios palillos con el bambú que crecía en el jardín… esto suena a karate kid, pero así fue. :-) Hoy aún los conservo y guardo con mucho cariño.

Yo conocía los caquis que vendían en España, pero nunca me entusiasmaron por ser de una variedad muy blanda que casi había que comer con cuchara. Los que crecían en el jardín de mi familia japonesa eran duritos, como melocotones, y de un potente dulzor. Los redescubrí durante mi estancia en con ellos y el caqui pasó a ser una de mis frutas preferidas. En Japón aprovechan y cocinan mucho los productos de temporada por lo que comimos caquis por un tubo.

Esta ensalada de caqui se la dedico a mi fantástica familia del país del sol naciente, Los Uchiyama, y desde aquí les doy las gracias por todo lo que me han enseñado, lo bien que me han cuidado y por todo el tiempo compartido. Un beso muy grande desde aquí a esas grandes cocineras de la familia: Hiromi y Yachiyo. A la ensalada le añado el toque ibérico del jamón porque… ¡va por ellos!

1 caqui
Rúcula
3 lonchas de jamón serrano
Aceite Virgen Extra
Sal maldon
Vinagre balsámico

Preparación:

Pelamos el caqui y con la ayuda de una mandolina (que no sea del Capitán Corelli ;-) laminamos el caqui como si fuera para un carpaccio. Podemos reservar un trocito que cortaremos en cubitos.
Disponemos las láminas como en escalera en la fuente o plato que vayamos a utilizar. Por encima repartimos la rucula, los daditos de caqui y las lonchas de jamón en trozos. Salamos muy poquito con algunas escamas de sal maldon, y terminamos con un chorrito de vinagre balsámico y otro de aceite de oliva virgen extra.

Si sois de los que nunca coméis fruta, añadirla a una ensalada siempre es una buena idea.

¡A disfrutar!




martes, 15 de febrero de 2011

RESTAURANTE TULIPÁN

O... cómo comer hasta reventar fabes con marisco y otras sabrosuras por 28,50 €/Persona…
¡Menuda sorpresa que nos hemos llevado con este restaurante! Hace ya un año y pico que una francesa, medio madrileña a estas alturas, me recomendó en una comida de negocios que fuera a tomar unas fabes con marisco al Restaurante Tulipán. ¿Tulipán? Qué ignorancia la nuestra… Al parecer lo conoce media ciudad.  Ahora que lo hemos visitado nos arrepentimos de no haber ido antes. Tal y como ella nos había señalado, por fuera (y por dentro) parece una bar-restaurante como tantos en la ciudad… que no en el barrio de Salamanca que es donde se encuentra. La entrada nos recibe un clásico cartel de coca-cola con el nombre del restaurante y sin mayores adornos que los patrocinados por la marca anteriormente mencionada. Pero lo que muchos no adivinan es la calidad de cocina casera asturiana que esconde en su interior.
Nada más entrar nos encontramos un "mural" de camisetas de diversos equipos de fútbol, fotos variadas de deportistas y en la ventana que da a la calle una zapatilla de baloncesto de tamaño natural firmada por algún jugador conocido. En definitiva uno equivocadamente podría pensar que éste es un sitio para venir solamente a ver partidos y tomar una caña.


A pesar de tener reserva nos hicieron esperar 30 min… es más, nos dio tiempo a calzarnos dos cañas cada una acompañadas de unas cortezas y dos langostinos (menos mal, porque pensábamos que desfallecíamos). Finalmente y tras una pequeña protesta por el retraso nos hicieron pasar a la sala. Al igual que la parte del bar, aquí la decoración seguía con el estilo foto-deportivo de la casa. Todas las mesas llenas y un bullicio tremendo (a ratos demasiado).
Nos sentamos y observamos que los platos más solicitados por la clientela eran tanto bandejas de marisco, bandejas de chuletitas/churrasco, como fuentes de barro repletas de fabes de diversa índole.

-Fabes con marisco para dos.
Con un hambre atroz, y mientras que esperábamos impacientemente la llegada de nuestras fabes, nos decidimos por una ración de Boquerones fritos, mas que nada para bajar un poco el pedo de la cerveza.

Adobaditos y muy ricos aunque los hemos probado más crujientes. ¡Otra cerveza por favor!

¡Y llegó el gran plato! Fabes con marisco… Mamma mía.. ¿Esto es para dos? Riquísimo… para ser justos, MUY rico, y muy abundante. Las fabes en su punto con un delicioso sabor a marisco. Por algo es la especialidad de la casa. ¿Inconveniente de este plato? Pelar los langostinos, las patas de cangrejo etc… Para la próxima vez pediremos algo más fácil de “pelar”... fabes con almejas que al parecer también las hacen de muerte o mejor todavía… Fabes con langosta :-D



De segundo chuletitas de cordero con patatas fritas.
Mmm… Aquí presente una fan de las chuletitas :-D La ración unas 6 piezas.
Tras comernos las chuletitas volvimos a las fabes y nos pusimos OTRO PLATO… y es que resulta difícil dejar de comerlas.
¡Agua por favor! No pudimos ni siquiera tomar algo de postre… ¡Reventás!

-¡La cuenta!

Y aquí viene otra de las partes interesantes del Tulipán…

6 cañas
1 botella de agua
1 ración de boquerones fritos
Fabes con marisco para 2 personas
Chuletitas de cordero con patatas…

¡¡¡TOTAL a dividir entre 2 personas - 57 € IVA incluido!!!

En nuestra humilde opinión la relación calidad precio es muy buena. Hacía tiempo que no salíamos tan a punto de explotar de un restaurante y menos por ese precio. Esa noche no pudimos ni cenar… pero en nuestro rostro se dibujaba una gran sonrisa.

Eso sí, no pidamos peras al olmo… el servicio es lo justo y por supuesto hay que avenirse al bullicio de su interior. En cualquier caso nuestro equipo lo tiene muy claro, volvemos SEGURO y no tardando demasiado. En nuestra próxima visita nos abrocharemos unas fabes con almejas o con langosta… le daremos un repaso a la carta... ya os lo contaremos.

Por supuesto no se puede ir sin reserva… ¡siempre está hasta los topes!
Restaurante TULIPÁN
General Díaz Porlier, 59
Tel. 91 402 88 26 – 91 402 50 27


TORTILLA DE PATATA CON CHORIZO my way

La tortilla de patata con chorizo marcó mis primeros años de vida como mujer independizada. Compartí piso con la que a día de hoy sigue siendo mi socia-empresaria y amiga de la facultad, esta tortilla es una de sus especialidades :-) Hoy quiero homenajearla por haberme abierto los ojos a esta delicia y también en recuerdo a los festivales… o mejor… atracones GASTROMANIACos que nos pegábamos a cualquier hora del día… salmorejo cordobés y macarrones con chorizo a las 23.00h y las consecuentes pesadillas que nos atacaban por las noches de los empachos con los que nos íbamos a dormir… Días de brownies y helado de vainilla… ¡Cuántos recuerdo!
Ingredientes
4 patatas
1 cebolla
3 dientes de ajo
2 vasos de aceite de oliva
2 chorizos
4 huevos
1 ½ vaso de vino blanco
Sal

Preparación:

Ponemos a calentar el aceite en una sartén con los ajos sin pelar. Dejamos que los ajos se confiten pero que no se quemen. Cuando lleven un rato los retiramos.

Pelamos las patatas y la cebolla, y cortamos en rodajas. En un bol mezclamos las patatas con la cebolla y añadimos un poco de sal. Lo metemos en el aceite y dejamos que se haga todo a fuego medio.
Mientras tanto en un cacito doramos levemente los dos chorizos cortados en trozos. Añadimos el vino blanco y dejamos que hierva a fuego bajo 5 minutos y reservamos.

Cuando la patata esté tierna (porque la cebolla sin ninguna duda lo estará) la sacamos todo de la sartén con una espumadera y dejamos escurrir en un colador añadiendo y mezclando los trozos de chorizo (escurridos) para que se mezclen bien los sabores.
Preparamos una sartén con un poquito de aceite en el fondo y ponemos a calentar.

Batimos los 4 huevos y añadimos el contenido del colador.
Probamos y rectificamos de sal. Añadimos nuestra mezcla en la sartén y hacemos la tortilla a fuego medio.
Con cuidado de que no se nos queme (con ayuda de una espátula despegamos los laterales para ver si ya tiene el color dorado), le damos la vuelta con un vuelve tortillas.


Lo dejamos un minutillo más y al plato.
¿Cuánto tiempo debe estar la tortilla en el fuego? depende mucho de cómo os guste.. más hecha, un poco cruda por dentro… En cualquier caso lo que importa es la mezcla y el toque rico-rico que le da el chorizo.
 
¡BUEN PROVECHO!

viernes, 11 de febrero de 2011

CALÇOTADA GASTROMANIACa

¡GASTROMANIACOS!

Os convocamos a todos para nuestro primer evento del año… ¡CALÇOTADA GASTROMANIACa!

¿Qué? ¿No sabes los que son los calçots?  ¡Pues entonces tienes que venir!
Los calçots son en definitiva unas cebolletas alargadas típicas de la zona de Valls en Cataluña. Entre los meses de enero-marzo se celebra esta divertida fiesta "CALÇOTADA" en la que se asan los calçots y se acompañan de una deliciosa salsa salvitxada / romescu.
Y si ya lo conoces, seguro que te quieres apuntar. Un evento para todos los que disfrutáis de la buena mesa y compartís con nosotros la misma pasión por la gastronomía. Un evento gastro-lúdico que tiene como único objetivo compartir con nuestros seguidores GASTROMANIACos una divertidísima y sabrosa comida. Ataviados con un baberos comeremos calçots y beberemos del porrón :-)

¿Cuándo? sábado 19 de Marzo
¿Hora? 14.00h
¿Plazas disponibles? 20
¿Dónde? Restaurante Paradís (Madrid), C/ Marqués de Cubas, 14.
¿Precio? 38 €
¿Cómo me apunto? Mándanos un e-mail a gastromaniac@gmail.com para hacer la reserva: nombre, apellido y nº de contacto.
¿Qué incluye el menú?
De pie y con los baberos….

CALÇOTS

( nos estrenamos en una nueva modalidad…¡rebozados! )
acompañados de salsa Romesco ,


aceitunas y porrón de vino ó de cerveza o cava
Al llegar a la mesa .........

TABLA DE EMBUTIDOS CATALANES

( Fuet , Butifarra negra , Bull blanco )


CROQUETAS

PAN con TOMATE

Continuamos con.......

CARNES a la Brasa

(butifarra de payés , pollo , panceta y lomo ibérico , chuletas de cordero)
Acompañado de .......

BOL DE ESCAROLA

JUDIAS DEL GANXET y ALL-I-OLI

de postre.......

CREMA CATALANA
FRUTOS SECOS
VINO DULCE
CAFÉ

 Todo ello regado con ........

VINO DE LA CASA Y AGUAS MINERALES

¡OS ESPERAMOS!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails