martes, 16 de febrero de 2010

BAR TOMATE - PISANDO FUERTE




Calle Fernando el Santo, 26
Tel. 91 702 38 70
Así, sin más, tal cual. Un nombre sencillo y sin florituras, directo y al grano. Pertenece a un grupo empresarial que tiene al menos una docena de restaurantes en Barcelona. Por el nombre uno se imagina un local humilde, sin mucha historia, y "malasañero", pero lo cierto es que ni es un bar ni una tasca, sino un restaurante en toda regla, cuya decoración es además uno de sus puntos fuertes. Situado en la calle Fernando el Santo, este precioso local llama la atención ya desde la calle. Sus grandes ventanales invitan a curiosear el bullicioso e interesante interior. 
Encontramos 2 salas, la primera es la situada a la izquierda nada mas entrar y disfruta de agradecida luz natural. La segunda sala se encuentra justo después de la barra, acompañada al final de una cocina a la vista que prepara algunos de los platos de la carta (aquellos que van en el horno de leña). Sentamos nuestras posaderas en ésta última. La sala aunque no dispone de luz natural queda perfectamente iluminada y el ambiente resulta de lo más acogedor. La música nos envuelve y promete hacernos la experiencia más agradable todavía. Nos encantan las mesas largas de madera rústica que decoran esta zona y el detalle de alternar sillas de diferentes tipos dentro de una misma mesa. Esta combinación de líneas modernas con la madera rústica y que las sillas no cuadren, se suman a las última tendencia en decoración de interiores. Mantelillos de papel, carta en forma de carpetilla con pinza, aire cool e informal. En la barra hay bastante ambiente, se están tomando una tapita y una caña, e incluso algún que otro cóctel.
La carta nos presenta platos que despiertan nuestra curiosidad y nuestros jugos gástricos…
-“2 cañitas para pensarnos la carta gracias!”
Previamente nos habíamos estudiado y documentado por lo que pedimos algunos de los platos que más suenan por internet.
Para empezar…
Servicio de pan: 2,00 €
Alcachofas fritas 6,50 €
Francamente una sorpresa. Crujientes por fuera y tiernas por dentro. Muy logradas! Fans de este entrante!
Tomate al horno de leña semi dulce 8,00 €
Semidulce y rico
Nuestros platos
Pizza de mozzarella, jamón de Parma, rucula y pecorino 12,00 €
Finita y sobarosa. Tamaño para 1 persona, ni más ni menos.
Steaktartar con helado de wasabi 15,00 €
Delicioso y el helado de wasabi es todo un acierto (aunque ya puestos podría picar un poco más… ;-)
Postre
Tarta tatin 6,00 €
Nos alegramos mucho de seguir esta recomendación puesto que cumplió todas nuestras expectativas. Realmente rica.
Lo MEJOR: Sin duda la decoración y la comida.
Lo PEOR: El baño. Mujeres de este mundo, ¡podéis dejar la barra de labios en casa tranquilamente pues retocarse en este baño es tarea imposible!. Resulta que el sitio es tan de “diseño” que el baño no tiene a penas luz… uno va a tientas y con suerte acierta a encestar en la taza del vater… Y no preguntéis si es que se les han fundido las bombillas porque os contestarán con cara de perro rabioso: “no, la luz es así :-S ”. Consideramos esto una provocación a la vez que una estupidez puesto que dificulta tan delicada tarea a la clientela. Para esto creemos que se podían haber ahorrado el dinero en los espejos… ¡porque no nos vemos!
En cuanto al servicio solamente añadiré que en la línea de siempre depende de quién te toque. Hay camareros que hacen bien su trabajo y otros que parece que están ahí porque no encuentran otra cosa.
Valoración Media: 7 sobre 10
Precio medio: 25 €/persona

3 comentarios:

marta dijo...

Servicio pésimo y comida regular; hay mejores restaurantes en la zona. Mi visita al Bar Tomate ha sido una gran decepcion. Ademas mientras estábamos en el restaurante presenciamos una escena racista por parte del maitre del restaurante hacia un grupo de clientes. Mucha fachada pero poca clase.

Anónimo dijo...

Mi visita ha sido igualmente una decepción en cuanto a la comida (aunque ya iba avisada): el lugar es muy agradable pero mejor llevarse un mismo el tupper de casa...No merece la pena probar su comida. Muy, muy mediocre. Para el que tenga un buen paladar...éste no es su lugar.

Gastromaniac dijo...

Es posible chicos! Nuestra esperiencia fue buena os lo aseguramos, los platos que probamos muy ricos, pero hay ya más gente que ha comentado que la calidad está a muy bajo nivel en todos los sentidos. Esto también es la maldición de algunos sitios que se ponen de moda y comienza el declive. A nosotros nos pasó con el Café Oliver tuvimos 3 experiencias malas... 3, le dimos 3 oportunidades porque a veces tienen un mal día y no es lo habitual, aún así no nos gusttó y no volvimos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails