lunes, 14 de diciembre de 2009

LA TASQUITA DE ENFRENTE


La Tasquita de enfrente se encuentra en la calle Ballesta, concretamente en una zona conocida por albergar diversas y variadas “casas” de “chicas de vida alegre”, que, gracias al empuje de un grupo de empresarios agrupados bajo el nombre de Triball, se está transformando en una zona de tiendas y locales de diseño, en un hervidero de creaciones vanguardistas. El local, pequeño, delicioso, íntimo y muy personal… Al entrar nos encontramos una larga barra y al fondo, pasando por un pequeño pasillo, la sala. ¿Mesas? 6 aprox. Cocina con pinceladas francesas (presencia de mantequilla en varios platos), precisa y en su punto. Ambiente relajado, solamente hay que fijarse en la indumentaria tanto de los camareros como del maitre. A veces se agradece la ausencia del palo en el cu**** de algunos restaurantes. ¿Carta? la de vinos, porque los platos del día te los “canta” (nunca mejor dicho…y hasta aquí puedo leer) con su voz particularmente-particular el maitre. “La tasquita de enfrente” se ha ido haciendo un hueco poco a poco entre los grandes restaurantes de Madrid y quizás por ese mismo motivo resulta algo complicado reservar. Precio… alto, lo suficiente como para ir en ocasiones especiales, eso sí, no defrauda.


Da gusto comprobar que una vez más la pasión triunfa, y es que su propietario colgó la corbata y el traje y aparcó el maletín en su día para levantar este restaurante guiado por su sueño.


Nuestro menú:

Guiso de berzas con castañas (entrante de la casa)

Sabe a casero, a guiso de la abuela.


Ensaladilla rusa

Muy conocida y uno de los sellos de la casa. Jugosa y rica coronada por huevas de trucha.


Almejas de Carril

¿Almejas u ostras? Son tan grandes que uno empieza a dudar. Deliciosas.. a 6€/pieza (ni las ostras..)


Raya a la mantequilla negra

¡Deliciosa y las alcaparras definitivamente dan un toque acídico ideal a este plato.


Ventresca de atún al horno con pisto

Deliciosa, jugosa y tierna.. Cuidado con el ajo. Esto va para aquellos que luego puedan pasar un mal rato debido a sus efectos secundarios porque lleva mucho espolvoreado por encima…


Postre:

Panacotta con trufa

Probablemente, junto con el tamaño de las almejas de Carril, este plato fue el que más nos sorprendió. El sabor y aroma de la trufa te transporta directamente al bosque. Cuando volvamos, no nos perdemos la panacotta, se va a convertir en nuestro postre fetiche de este singular restaurante.


Todo esto regado con un delicioso André Clouet Cuvée Matador Alfaro (producción limitada de 8.000 botellas).


Lo mejor: La intimidad y calidez que aporta el local y el maitre. Pocas mesas y poco barullo. El postre de panacotta con trufa y las almejas.


Lo peor: Ojalá fuera más barato


LA TASQUITA DE ENFRENTE

Calle de la Ballesta 6
28004 Madrid
91 532 54 49

www.latasquitadeenfrente.com


1 comentario:

Carlos Noceda dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la conclusion. Yo fui hace un año. La comida execlente, recuerdo unos guisantes con jamon... que solo pensarlo. En fin, que me pareceio cariiiiiismo. Menos mal que invitaba mi suegro :-)

Saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails