lunes, 26 de octubre de 2009

Carabineros a la plancha con sal marina de California

Es uno de esos días que te vas al mercado y tropiezas con estos maravillosos carabineros de un rojo intenso y de un tamaño algo más parecido a una langosta que un langostino. Irresistibles a pesar de su precio (54 €/kg) nos llevamos cuatro. Dos para ti y dos para mí.


La receta más sencilla y a la vez más suculenta que hayas preparado jamás.


Utensilios: una sartén de hierro y una espátula de cocina.

Ingredientes:

Aceite

Sal marina de California ( o de donde te de la gana)

Carabineros

Untamos la sartén con un poco de aceite. Encendemos el fuego y dejamos que la sartén se caliente bien. Colocamos los carabineros juntitos, concretamente en fila india. Les echamos la sal marina por encima, sobre todo a la altura de la cabeza. Dejamos que se hagan un par de minutos. Con ayuda de la espátula les damos la vuelta para que se hagan muy brevemente por el otro lado.

Colocamos en una bandeja y consumimos antes de que se nos enfríen.

A veces los mayores placeres de la vida son pequeños... y tremendamente caros.


1 comentario:

Anita dijo...

Qué buena pinta, madre mía!!
Me comería uno detrás de otro.
Me apasiona toda la familia de la quisquilla hasta la langosta!
Bss

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails