jueves, 2 de abril de 2009

GASTROMANIAC GOES CRAZY IN BARCELONA


GASTROMANIAC GOES CRAZY – 8 HOURS IN BARCELONA

Cogemos el sábado por la mañana nuestro AVE a Barcelona, llegamos a las 10.30h…y volvemos esa misma tarde en el Ave de las 18.30h… Un solo objetivo… GASTROMANIA barcelonesa! A veces los planes locos son los más divertidos y de hecho los que mejor salen. En GASTROMANIAC las locuras son nuestra especialidad.

A las 10.30h nos plantamos en Sants Estaçió. Primera parada, el desayuno. Lugar: “La Barra del Pinotxo en el Mercado de la Boquería”.

Como no. Ya os hemos hablado de esta singular barra de mercado y de su no menos singular propietario, Juanito. Un must GASTROMANIACo de Barcelona. Maravillosa cocina catalana con excelente materia prima y simpatiquísimo servicio en un emplazamiento único. Este mercado es nuestro paraíso particular… No hay pescado, carne, verdura, fruta que se le resista. ¡HAY DE TODO y de lo que uno desconoce también! Nos quedaríamos la mañana entera dando vueltas sin parar, comprando a diestro y siniestro, llenando el carrito hasta los topes de las maravillas que venden aquí.
11.15 h Desayuno de campeones: Dos cañas con un plato de garbanzos y butifarra negra… entre pecho y espalda. OLEE!
Con esta alegría proseguimos nuestra ruta hacia el barrio gótico para perdernos por sus mágicas calles. Nos topamos con decenas de bares de tapas realmente atractivos. Nos apetece entrar en todos pero hemos de contenernos. De repente nos llega el olor a mar… el olor a sal…ya estamos cerca, ya podemos divisar la “Catedral del Mar” (Iglesia de Santa María). Impresionante. Emociona. La atravesamos para llegar al Carrer de Santa Maria y alcanzar nuestro siguiente objetivo, LA BOTIFARRERÍA . http://www.labotifarreria.com/
12.30h

Butifarras crudas, cocidas, blancas, negras, dulces, saladas….de trompetas de la muerte, de sepia en su tinta, de pimientos del piquillo con almendras, níscalos y queso, risotto-setas y parmesano, de chocolate….aaaahhhh,¡Qué locura! “¡Piiiiiii, el 39!”. Nos toca. “Póngame por favor una de foi, una de calçots, y para terminar una de espinacas con pasas y piñones”. ¡Qué felicidad! Si tuviéramos un infiernillo y una sartén las preparábamos ahí mismo. :-)
De repente, mmmm…¿es ese Albert? Encontrarse por sorpresa con un amigo, en este lugar, a esa hora, en una gran ciudad como Barcelona, nos alegra doblemente. Nosotros somos pequeños pero el mundo a veces lo es aún más. Él nos recomienda una de sus favoritas, la de “de tomate con queso de cabra” y allá que vamos otra vez a coger nuestro nuevo turno para no quedarnos con las ganas. De paso se nos van los ojos hacia las “dulces” y nos lanzamos a pedir la de ¡manzana con nueces! ¡Si es que somos muy débiles!

Salimos del barrio gótico y nos introducimos por las calles del Born. El cielo del tapeo y del shopping. Pintxos por doquier… Nos dirigimos hacia COMERÇ 24, pero antes hacemos una parada estratégica en el “XAMPANYET” (Carrer Montcada, 22). 13.30h ¡Qué gran descubrimiento! Situado muy cerca del Museo Picasso nos llama la atención el gentío agolpado a la entrada. ¡Esto promete! Este es uno de esos clásicos que nunca pasan de moda, bullicioso y lleno de vida. Fundado en 1929 (anteriormente conocido como “Ca l’Esteve”), es un pequeño local lleno de sabor, de ambiente sencillo y amable, con clientela de todas las edades. Las paredes están decoradas por unos azulejos azules que junto con aperos de campo le aporta cierto encanto rústico y auténtico. Riquísimas tapas, en especial las de conserva: bacalao, anchoas, mejillones, ventresca… todas con unas rebanaditas de pa amb tomaquet. Para acompañar y refrescarnos el gaznate el típico“xampanyet” (vino espumoso) que es precisamente el que le da el nombre a este sitio. Un servicio familiar y simpático. No admiten reservas, ni falta que les hace. Definitivamente éste entra junto con la barra del “Pinotxo” en nuestro TOP TEN barcelonés.

14.15h Bien, ahora ni una parada más porque nos queda lo más importante del día, menú degustación en el COMERÇ, 24 . Para los que no lo conocéis se trata de un restaurante de tapas creado por Carles Abellan, uno de los discípulos de Ferrán Adriá y de la famosa cantera del Bulli.
Local funcional y moderno, con cocina vista y dos zonas bien diferenciadas por ambientes. La primera, la más informal, es la de la entrada, con posibilidad de comer en la barra o bien en unas mesas altas. La otra zona comedor en un ambiente mas formal conforma la parte restaurante. Tomamos aposento en nuestra mesa reservada y en seguida comenzó el festival. Primero, unas toallitas calientes paras las manos al más puro estilo japonés.
Dentro de las opciones de carta nos decidimos por el menú degustación llamado
“FESTIVAL” 62,00 €. EL “GRAN FESTIVAL” por 84,00 es para campeones.

Bebida: Cava Segura Viudas 2006 - 16,00 €

Comenzamos. Degustación de aceites: Desde Lérida a Priego (Córdoba)… 4 aceites de gran calidad, el de arbequina sublime… olor a tomates de huerta recién cortados… dificilmente superable.

Aperitivo:
Aceitunas rellenas de anchoa
Nueces de Macadamia cubiertas por polvo de oro
Cortezas de cerdo
Grissini con pesto
Pasta filo con queso de Parma rallado y Yusu
Principales:
Sardinas marinadas con carquiñolis, naranja sanguina y wasabi
Tartar de atún
Consomé con esferas de trufa, parmesano y yema de huevo
Bacalao en dos texturas, crema de alcachofas y espinacas
Arroz negro con sepia de playa y alioli de perejil
Lubina al horno con patata y vinagreta de romero
Pollo de granja con langostino
Postres:
Pan con chocolate, aceite y sal
Yogur con muesli
Zumo de mandarina, fruta de la pasión y menta
Barrita de turrón de chocolate con frutos secos, chocolate con aceite
Oreo de sésamo negro y vainilla
Sablé de piña y merengue


Todo el menú muy correcto, pero como dice parte del equipo de GASTROMANIAC “sin fuegos artificiales". Buscábamos divertirnos y dejarnos sorprender. Uno va con ciertas expectativas dado que se trata de un restaurante de cierto nivel culinario, y sin embargo pronto nos damos cuenta de que hay detalles que le restan glamour y el binomio local-gastronomía no acaba de cuajar del todo; se agradece un ambiente relajado y casual y nada estirado, pero cuando el de detrás se despereza y te golpea la cabeza o vas al baño y te deja indiferente, uno siente que el nivel no sea tan alto. Eso sí, los postres, de lo mejor.

17.00h Damos un paseo por las calles de Barcelona para hacer un poco la digestión y con cierta nostalgia nos volvemos a Sants para subirnos a nuestro AVE (18.30h)con destino Madrid. Apenados pero a la vez muy satisfechos nos sentamos en nuestros asientos y comenzamos a planificar la próxima misión GASTROMANIACa…

3 comentarios:

Ana dijo...

Hola!!!
pues os anoto un grupillo de restaurantes de barcelona q hemos descubierto en nuestra ultima escapada. Se llama grupo Tragaluz; es una serie de 7-8 restaurantes dispersos en bcn, entre Gracia, Puerto Olimpico, Rambla...
No me ha dado tiempo de probarlos todos, pero los q probe son aconsejables: primero el Tragaluz, en el Passatge de la Concepció, ese pasage une Passeig de Gracia y Rambla Cat. Muy familiar, y muy acogedor; y Elj Apo Nes en el mismo pasage, con mesas amplias y variedades de sushi con mango q me encantaron.
En otra zona, la Xina, cerquita de la Rambla y mercado de la Boqueria, en la calle Pintor Fortuny; cocina asiatica en directo, con un estilo muy oriental y unos entrantes bastante aconsejables.
Y con todo esto, a seguir degustando!!!

Un besito pa las 2

Gastromaniac dijo...

Muchas gracias ANA!
Tomamos nota para la pro'xima escapada BCN :-)

Un abrazo!

Andy dijo...

Ahora, unos años después, el menú del Comerç24 se ha subido a la parra. Está carísimo para lo que es y viendo la perspectiva que tiene mi visita con tu entrada no ha mejorando ni evolucionado nada con los años. Mira mi entrada y compara a ver que te parece: Comerç24

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails