jueves, 18 de diciembre de 2008

LUSSEKATTER - BOLLITOS DE AZAFRÁN

No nos hacemos los suecos... es que lo somos ;-)
Muchos GASTROMANIACos nos han pedido recetas de algunas de las delicias del Julbord (mesa de navidad ver post anterior). Hemos pensado por lo tanto en la receta de los lussekatter (bollitos de azafrán), principalmente por su originalidad y exotismo.

Los lussekatter tienen una larga historia e incluso hay referencias de los mismos que datan de la época de los vikingos. Se dice que el lussekatt se hizo a imagen y semejanza del gato favorito de la diosa Freja (Diosa del amor, la belleza y la fertilidad). Con los mismos ingredientes

se cocinaba siempre un pan en Navidad. A éste se le atribuían poderes mágicos y se pensaba que ayudaban a fortalecer y proteger a las futuras cosechas, los animales e incluso a las personas.
La palabra azafrán proviene del árabe zaferán que significa "amarillo”.

Recomendación: Cuando estén listos y se hayan enfriado, antes de hincarle el diente…

Cogéis un lussekatt…
Cerráis los ojos…
Con las manos partis el lussekatt en dos…
Inspiráis el aroma del azafrán…

Pura magia….


Ingredientes:
125-150g de margarina
5 dl de leche
50 g de levadura fresca (Mercadona)
½ Cucharadita de sal
1 g de azafrán molido
2 dl de azúcar
1 Kg de harina de trigo
2 huevos
Pasas

Horno: 225-250º


Derretimos la margarina en un cazo. Vertimos la margarina derretida en un bol y añadimos la leche calentada a 37º (no debe nunca superar esta temperatura).
IMPORTANTE:
Para reconocer esta temperatura si no tenemos termómetro es meter el dedo. Debe estar a la misma temperatura de nuestro dedo, es decir templado bajo. Si nos pasamos de temperatura es posible que la levadura no se active y se nos estropee toda la masa.
Una vez tengamos la mezcla de la
leche y la margarina añadimos la levadura y removemos hasta que se deshaga.
Añadimos el azúcar, la sal, azafrán y un huevo - batimos. Agregamos la mayor parte de la harina y trabajar la masa en una batidora (con los gadgets de amasar). Es posible que la masa quede pegajosa, en ese caso añadimos algo más de harina pero sin pasarnos. La masa se debe despegar de las paredes bol cuando removemos. Una vez que tenga la consistencia deseada espolvoreamos por encima un poco de harina y cubrimos con un trapo de cocina. Dejamos reposar 30 minutos a temperatura ambiente (hasta que alcance el doble de su tamaño).
IMPORTANTE: Dejar el bol en un sitio de la cocina donde no haya corrientes porque esto podría estropear la fermentación. Os recomendamos dejarlo reposando cerca del horno para que el calorcito le ayude a fermentar antes.
Cuando esté listo enharinamos nuestra encimera y sacamos la masa del bol. Le echamos algo de harina por encima y amasamos. Repetimos esta operación hasta que la masa adquiera una consistencia menos pegajosa y nos permita manipularla.
Preparamos una bandeja de hornear o bien con papel de hornear (de estraza) o de papel de plata si no tenemos lo anterior.
Dividimos la masa en +/- 35 bolitas. Cogemos una bolita y con ayuda de las dos manos hacemos un rulo largo. Metemos los extremos y enrollamos formando una “s”.



Para los más atrevidos os presentamos otros tipos de formas para esta receta:


Colocamos nuestros lussekatter en la bandeja a medida que los vayamos haciendo. Cuando tengamos una bandeja llena (no conviene juntarlos demasiado porque vuelven a crecer fuera y dentro del horno), tapamos con un trapo de cocina 30-40 minutos. Cuando tengamos listos todos los lussekatter y hayan reposado el tiempo indicado introducimos una pasita en los círculos del lussekatt. Después batimos un huevo y con ayuda de un pincel pincelamos los lussekatter. Metemos la bandeja en la parte inferior en del horno. Dejamos hornear 4-5 minutos y vigilamos. Cuando veamos que tienen colorcito sacamos la bandeja del horno, y retiramos el papel con los lussekatter para dejar que se enfrían en la encimera. Después los vamos colocando en una cesta.

Si no nos los vamos a comer todos ese día lo mejor es
congelarlos en bolsitas e ir sacando a medida que los queramos consumir. Se sacan y cerca de un radiador se descongelas en 15 minutos, si queremos les podemos dar un toque de horno para que estén calentitos pero mucho cuidado que se nos pueden resecar y poner duros.

Para acompañar esta maravilla navideña podemos tomar glögg (vino dulce caliente), café o una taza de te.

Hoy en día se han creado variantes de los lussekatter que incluyen desde ralladura de naranja a un poco de masa de almendras… La cocina es así, uno puede experimentar y crear… nosotros siempre os invitamos a que propongáis nuevas creaciones.
También se pueden cortar por la mitad y meter algún fiambre. Están exquisitos de cualquier forma ;-)

miércoles, 17 de diciembre de 2008

JULBORD – Gastro-navidad sueca

Continuamos con navidad sueca y en esta ocasión queremos presentamos el Julbord (mesa navideña). Se trata de un buffet que recopila muchos de los “grandes éxitos populares” de la cocina sueca. Una fiesta de colores y sabores. Nos entra por los ojos…resulta espectacular, pero si cerramos los ojos el aroma a pan recién horneado, jamón cocido, clavo, jengibre nos transportará a otro mundo. Este es probablemente uno de los grandes momentos culinarios del año y los que podemos no nos lo perdemos. Para la preparación de este suculento buffet son necesarias muchas horas en la cocina (a no ser que uno compre la comida lista) ¡e incluso días! Pero se hace con gusto sobre todo si es en familia. Los platos que componen el buffet han ido cambiando a lo largo de los años y se han ido incorporando algunas novedades. Algunos de los platos más populares en el Julbord son:


Inlaggd sill - Arenques en salazón

Se suelen tomar sobre un knäckebröd (pan crujiente - ver foto de panes) con rodajas de huevo cocido y coronado por un trocito de sill (arenques)

Sillsallad - Ensalada de arenques

Esta ensalada lleva remolacha, arenque, manzana, pepinillos, nata, mayonesa y cebollino.

Gravad lax - Salmón marinado

La salsa de mostaza dulce que acompaña a este plato( mostaza, azúcar y eneldo - disponible en IKEA) suele convertirse en uno de los grandes favoritos entre los recié iniciados en la gastronomía sueca.


Julskinka - Jamón de navidad(jamón cocido) (Disponible en IKEA)

El jamón (1/2 pierna de jamón de Sajonia – Jamón salado) se cuece durante unas 2 horas y media. Se unta con mostaza, azúcar, huevo, pan rallado y se termina con un golpe de horno para que coja color. Este jamón se suele tomar con un poco de mostaza (a ser posible la sueca).

Prinskorvar– Salchicas (tamaño mini) (Disponible en IKEA)

Acompañadas de mostaza sueca son una delicia. Ojo, siempre se fríen en margarina al igual que las albóndigas.

Rödbetssallad – Ensalada de remolacha

Janssons Frestelse - Las tentaciones de Señor Jansson

Patatas paja, cebolla, arenques y nata todo cocinado al horno) Este es junto con el jamón de navidad unos de los protagonistas del Julbord.

Köttbullar - Albóndigas suecas (IKEA)

Mundialmente famosas ;-) Hoy en día ya no resulta tan sorprendente comer albóndigas con mermelada de arándanos rojos, pero os aseguramos que hace algunos años era misión imposible convencer a la gente de lo bien que combinaba el dulce-salado. Se suelen acompañar de salsa o mermelada.


Kokta potatisar - Patatas cocidas

Las patatas son un must de la cocina sueca y acompaña prácticamente cualquier plato.

Bröd – Panes caseros de diferentes tipos

En Suecia encontramos una gran variedad de harinas y una enorme tradición panadera que nada tiene que envidiar a la española. Es muy habitual hacer pan en casa y no resulta nada excepcional, al contrario cada familia tiene sus especialidades J

Ost- Quesos variados

Gurka – Pepinillos

Leverpastej - Foigras

Ris a la Malta - Arroz con leche al estilo sueco

De textura cremosa es un postre delicioso y que para darle un toque de dulzor se acompaña por fresas en almíbar calientes. En algunas familias es tradición introducir una almendra en la fuente del arroz a la hora de servir el postre. El afortunado que se encuentre la almendra se librará de hacer un pareado una vez terminado el postre J

BEBIDA:

Julmust - Refresco (Disponible en IKEA)

Es una bebida relativamente parecida a la coca-cola pero con un toque muy característico. Se suele beber principalmente en Navidad y Semana Santa

Öl - Cerveza

Un clásico que marida a la perfección con la comida sueca.

Snaps - Aguardiente sueco

Al lado del vaso de cerveza no debe faltar nunca un vasito de chupito para tomar un sorbo de snaps a la par que entonamos algún villancico.

Esperamos que estas pequeñas aportaciones gastro-navideñas os den algunas ideas y pistas para nuevas incorporaciones en vuestros menús para estas navidades.

Restaurantes donde podréis degustar algunos de estos platos:

Restaurante Olsen: http://www.olsenmadrid.com/

Restaurante Collage: www.restaurantecollage.com


jueves, 11 de diciembre de 2008

NAVIDAD SUECA - GALLETAS DE JENGIBRE - PEPPARKAKOR

Tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina. Para muchos son fechas de tremendo estrés, pero a la vez se concentran los mayores banquetes del año. En fin, en parte ese es uno de los muchos atractivos que tienen estas fechas… Queremos aprovechar este post y alguno más para hacer una pequeña introducción a la cultura navideña sueca y su gastronomía. ¿Por qué Suecia? Porque parte del equipo tiene sus raíces en este país, pero también porque gastronómicamente tiene mucho que ofrecer y como buenos GASTROMANIACos queremos ampliar vuestras fronteras.

Nos gustaría a empezar por un clásico popular, los pepparkakor (galletas de jengibre). Hacer pepparkakor es una actividad perfecta para toda la familia. Los niños disfrutan muchísimo y sin lugar a duda es la mejor manera de acercar la cocina a los niños. Incluso reunirnos con algunos amigos y hacer galletas juntos puede ser divertido, sobre todo si terminamos el taller de galletas acompañándolas por un glögg (vino caliente);-)

La receta de estas maravillosas galletas tan populares en los países nórdicos y EEUU es algo larga y “trabajosa”, por lo que os sugerimos comprar la masa ya preparada en IKEA que salen estupendas :-)

Manos a la obra…


PEPPARKAKOR

Masa de pepparkakor lista (IKEA)

Harina

Rodillo

Moldes (también los encontraréis en IKEA)

Papel para hornear

1) Ponemos el horno en marcha para que haya alcanzado los 200º cuando vayamos a meter la primera remesa.

2) Lo primero es cortar la masa en trozos 4 cm aprox. Nos ponernos un poco de harina en las manos para amasar, reblandecer y calentar nuestro trozo de masa para que luego nos resulte más fácil extenderla bien con el rodillo. Cuando notemos que la masa ya está más blandita es que está lista.

3) Cortamos un trozo de papel para hornear (papel de estraza) o en su defecto papel de aluminio del tamaño de nuestra bandeja de hornear.

4) Espolvoreamos un poco de harina sobre nuestro papel y empezamos a extender la masa con el rodillo. Para evitar que la masa se pegue al rodillo le ponemos un poquito de harina también. Es importante extender la masa de tal forma que quede muy finita porque luego en el horno crecen un poco y no queremos galletones gordos, sino galletas finas y crujientes.5) Cuando tenemos lista la masa escogemos los moldes que más nos gusten y empezamos a hacer nuestras galletas. Cuando hayamos terminado de hacer las formas (o cortar con los moldes) en nuestra masa debemos retirar toda aquella masa que rodea nuestras galletas. Os recomiendo que os ayudéis de un palillo para levantar la masa y luego con ayuda de los dedos vamos quitando los “recortes". Los recortes los vamos juntando para formar una masa que será la que utilicemos para hacer más galletas.

6) Una vez listo ponemos el papel de hornear con las galletas con cuidado sobre la bandeja de hornear y la introducimos en el horno. Estarán listas en 4-5 minutos, pero lo podéis ver vosotros mismos, deben quedar doraditas pero ¡ojo! no quemadas.

7) Las sacamos del horno, retiramos el papel con las galletas de la bandeja y dejamos enfriar sobre la encimera. Cuando se hayan enfriado las despegamos del papel y las vamos colocando en una cesta. Cuando las tengáis todas listas si no os las “abrocháis” todas esa misma noche es conveniente que las guardéis y conservéis en un recipiente de lata para galletas.

En Suecia el 13 de diciembre, el día de Santa Lucia, es muy típico tomar las pepparkakor con glögg (vino dulce especiado que se bebe caliente acompañado de almendras crudas y pasas). Por cierto, en IKEA venden el glögg listo para calentar. Esperamos que lo disfrutéis y que descubráis nuevos sabores y aromas que os transporten a otro lugar.

GOD JUL
FELIZ NAVIDAD

martes, 2 de diciembre de 2008

No te aburras y come sin carta en LUA

Tel.: 913 952 853
Calle de Zurbano, 85
28003 Madrid

Hace unos meses que uno de nuestros más fervientes GASTROMANIACos nos recomendó que visitáramos este pequeño y original restaurante situado en la calle Zurbano.

¿En qué se distingue este restaurante de los demás?… ¡no tienen carta! Para algunos este pequeño(-gran) detalle podrá suponer un problema, pero para aquellos GASTROMANIACos más aventureros es un aliciente. Se trata de un menú que cambia a diario, un menú sorpresa, por lo que uno va, como quien dice, “a ciegas” al restaurante. En GASTROMANIAC nos ha parecido una propuesta muy original y que sigue la tónica de restaurantes como DiverXo donde se ha tendido a eliminar la carta. Tiene sus ventajas y sus desventajas, pero nuestra valoración media es que ganan las ventajas por goleada.

El local es elegante y a la vez sencillo. Es tranquilo y la propia tonalidad de las paredes y las sillas nos transmiten paz y relajación.

El servicio es profesional, impecable y muy atento.

Menú: un pequeño aperitivo, 2 entrantes, 1 carne, 1 pescado y 1 postre… ¡ 35 €! (eso sí, sin IVA)

Y si podemos decir algo es que la calidad de los ingredientes es de sobresaliente. Nadie podrá decir que se ha ido con hambre porque el menú habla por si sólo.

Cesta de panes: cereales, blanco y aceitunas negras.

Aperitivo: Laminas de yuca fritas

Aperitivo: Capuccino de calabaza – Para nuestro gusto algo soso pero original. Un aperitivo interesante. Entrante 1: Tartar de atún marinado con guacamole de lima – Nos sorprendió la textura y nos encandiló en su conjunto. Del menú uno de los grandes platos junto con el magret.


Entrante 2: Gazpacho de fresa con cebiche de langostino - Rico

Pescado: Bacalao con pil-pil de vainilla- Las lascas jugosas se deshacen en la boca
Carne: Magret de pato sobre ciruelas, orejones y pasas– En su justísimo punto, tierno y sabroso… simplemente Xcelente…

Postre: Quernelle de mousse o crema de chocolate, papaya, frambuesa y mango.

La bebida que nos pedimos para este lujoso menú : Cava Jane Ventura

LUA, un gran descubrimiento… un disfrute para los sentidos y para el bolsillo ;-)


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails