martes, 12 de junio de 2007

SUSHI-CREPPE OH LA LA


Sushi-creppe de espárragos aliñados con vinagreta de limón-soja y polvo tandoori


Esta es una de esas tapas que se te ocurren cuando ves que tienes restillos en la nevera y no sabes que hacer con ellos. En realidad se trata de plättar (creppes suecas) y no de creppe, pero para que todos nos entendamos usaré el término creppe. Pues bien, yo me confieso una enamorada de las creppes, y de vez en cuando las hago (aunque sean para mi sola). Total, que como no tengo término medio me acaban sobrando unas cuantas… muchas… Se me ocurrió que podría combinar mis creppes del día anterior con los espárragos que tenía en la nevera y voilá… s’et un sushi-creppe et espárragos aux la vinagrette dü Sojá… Para los listillos… soy traductora, pero no de francés.. ;-) En la cocina intento crear mi propio lenguaje y mi atrevimiento llega hasta el francés o gabash para los amigos ...jejejeje
Espero que os guste esta receta y prometo ir subiendo las peticiones que me habéis hecho… Profiteroles, espumas y más tapas.
¡Os aseguro que ésta es una combinación mágica!



Ingredientes:
(Para 15-20 creppes aunque para esta tapa solamente harían falta 2!!!! jejeje)
2 ½ (dl) decilitros de Harina
½ cucharadita de sal
6 dl de leche
3 huevos
2 cucharadas de margarina

2 Creppes (para unas 6 tapitas)
6 Espárragos
2 cucharadas de Soja
1 cucharada de Aceite de oliva
Zumo de ½ Limón exprimido
Polvo tandoori

(3 Sushi-creppes= 1 creppe 3 espárragos; Para que hagáis el cálculo de creppes y espárragos que necesitáis)


1 ) Mezclamos la harina y la sal en un bol. Añadimos la mitad de la leche y batimos. Echamos el resto de la leche y mientras batimos metemos los huevos uno a uno. Deshacemos la margarina, la añadimos a la masa, batimos y listo. Para hacer las creppes recomiendo que pongáis un poquitin de margarina en la sartén. Calentad la sartén bien (esto es muy importante) para que la creppe se haga rápidamente. A continuación añadimos la masa con un cazo y giramos la sartén haciendo movimientos circulares para que el fondo de la sartén quede completamente cubierta por la masa. Le damos la vuelta en cuanto tenga un color morenito y en seguida tras unos 20 segundos la sacamos deslizándola de la sartén a un plato.

2) Por otro lado lavamos los espárragos y partimos con la mano el tallo duro y desechamos. Calentamos una sartén con un poco de aceite y añadimos los espárragos. Los cocinamos moviéndolos para que se hagan por todos lados. Cuando estén tiernitos (pero sin pasarnos) los retiramos y reservamos.

3) ¿Montamos el sushi-creppe? Cogemos tres espárragos y los enrollamos en una de nuestras creppes. Cortamos en 2 o 3 trozos y colocamos de forma vertical en el plato o bandeja que hayamos elegido. Para aquellos a los que les guste mucho el sushi os recomiendo una tirita de alga nori finita a modo de cinturón para que no se abra el creppe.


Una vez que tengamos colocados nuestros sushi-creppes en la bandeja prepararemos la vinagreta. Mezclamos dos cucharadas de soja (nikko-man), una de aceite de oliva y medio zumo de limón. Removemos con una cuchara y con la misma regamos nuestros sushi-creppes. No añadiremos sal puesto que la soja ya es lo sufientemente salada. Para terminar añadimos polvo tandoori por encima. Para aquellos que no tengan polvo tandoori recomiendo sustituirlo por pimentón para darle algo de color al plato.

Buenas noches y buena suerte ;-)

viernes, 8 de junio de 2007

FABES... FOR MY B-DAY

FABES…FOR MY B-day

Este año se me antojó hacer algo diferente por mi cumpleaños… quería algo campero… rústico… Tras muchas dudas y cábalas me decidí por un auténtico clásico, las fabes, a pesar de las posibles protestas por los ya conocidos efectos secundarios que producen este tipo de comidas (Como decía mi amiga Anne Fuchs con su estupendo acento alemán), “las flatulencias”.

El menú:
Quesos (Cabrales, tetilla, babaria blue, de cabra)
Sidra Natural (muchas botellas porque en esta familia somos muy exagerados ;-)
Fabada asturiana
Profiteroles con chocolate caliente


Soy una novata en el mundo de las fabes, pero como a mi hay pocas cosas que me den miedo, cogí el toro por los cuernos y me puse manos a la obra. Para todos aquellos que os animéis os comento que vale la pena gastarse algo de dinero en unas fabes de calidad que podréis encontrar en tiendas que vendan legumbres o especializadas en productos asturianos.Vale la pena porque no queremos que nos queden pellejosas ni nada por el estilo. ¡ Unas fabes buenas pueden costar facilmente 14 €/Kg!
En su momento busqué recetas variadas y finalmente me decidí por un mix de lo mejor de cada una ;-) Aunque los platos que publico en el blog parecen muy fashion os puedo asegurar que soy la fan Nº 1 de todos los platos de cuchara y no cuchara de nuestra tierra. Así que para que no haya ninguna duda al respecto… “Va por ustedes….”






FABADA ASTURIANA
INGREDIENTES para 4 personas

¼ kg de fabes
2 chorizos (para fabada)
2 morcillas (para fabada)
125 gr de panceta curada (para fabada)
(Recomiendo comprar en el supermercado Compango de chorizo, morcilla y panceta salada puesto que son especiales para fabada y otros chorizos y morcillas no sirven)
1 cabeza de ajos sin la envoltura externa
1 cebolla pelada
1 cucharadita de pimentón
Unas hebras de azafrán machacadas
½ taza de aceite de oliva
Agua mineral para asustar a las fabes
1 litro de caldo de Pollo


Preparación:

La víspera del día que tengamos previsto comer fabada ponemos las judías en un bol y las cubrimos con agua fría. Las dejamos en remojo toda la noche. Al día siguiente las escurrimos y enjuagamos.


Ponemos las judías en una cazuela grande y las cubrimos con el caldo de pollo. Añadimos (enteros) los chorizos, las morcillas y los trozos de beicon junto con el ajo y la cebolla.
Dejamos que hierva lentamente. En este punto empezará a formarse una espumilla blanca que deberemos ir retirando con la ayuda de una espumadera. Una vez que la hayamos retirado añadimos el pimentón, el azafrán y el aceite de oliva.


Continuamos cociendo las fabes a fuego lento durante dos horas y media. Cada 10 minutos añadimos un poquito de agua fría para evitar que se hagan demasiado rápido (a esto se le dice darles un “susto”). Es muy importante que las judías siempre estén cubiertas de líquido para que se hagan bien. Retiramos el puchero del fuego un a vez transcurridas las dos horas y media y dejamos que repose al menos 1 horas.


La receta dice retirar la cebolla y el ajo (pero yo personalmente lo dejé y estaba tan rico). Sacamos la panceta (beicon), la morcilla y el chorizo y lo cortamos en rodajas pequeñas. Colocamos las rodajes en una bandeja a parte para que cada uno luego se sirva lo que quiera.


El guiso debe tener una consistencia espesa y cremosa. Si ha quedado muy líquido os recomiendo que uséis algunas de las judías rotas (1/2 taza aprox.) y las trituramos con un poco de caldo. Las añadimos al guiso y le daremos el espesor que necesita. Si tenéis pocas judías podéis usar las blancas cocidas de bote que os darán el mismo resultado.


Probar de sal. Como habréis podido observar en ningún momento pone añadirle sal. El caldo de pollo, el chorizo, la morcilla y el beicon le dan mucho sabor por lo que es conveniente probar de sal una vez reposado y en el caso de que lo necesite (en mi caso no fue así) añadir cuando lo volvamos a calentar para servir.
Antes de servir volvemos a calentar el guiso, servimos en los cuencos y presentamos la bandeja con los chorizos, morcillas y trozos de beicon.



LinkWithin

Related Posts with Thumbnails